Visita: Obesidad en Mexico

Obesidad en Estados Unidos

CDC Video Player. Flash Player 9 is required.
CDC Video Player.
Flash Player 9 is required.

martes, marzo 08, 2011

Cuidado con el consumo de azúcar (impre.com)

Cuidado con el consumo de azúcar (impre.com)

Su ingestión supone muchas calorías que los adolescentes en EE.UU. consumen cada día

Patricia Prieto/laopinion | 2011-03-07 | La Opinión       

Los Ángeles — ¿Hace daño o no el consumo de azúcar? Muchas personas no diabéticas se hacen hoy esta pregunta ante un reciente estudio que reveló que la ingestión de azúcar es uno de los factores de la epidemia de obesidad que afecta a los niños y adultos de este país.

El National Health and Nutrition Examination Survey (Encuesta nacional de examen de salud y nutrición o NHNES), conducido a principios de este año por investigadores de la Universidad de Emory en Atlanta, encontró en un muestreo de 2,157 jóvenes que la juventud actual ingiere a diario un promedio de 119 gramos de azúcar (476 calorías).

La cantidad alarmó por representar el 21.4% del total de calorías que los adolescentes consumen al día.

Sin embargo, la cifra no sorprendió a Gustavo Ortega, experto en nutrición registrado del centro médico Kaiser Permanente de Los Ángeles, ya que simplemente vino a confirmar lo que varios estudios han dicho en años pasados —como el efectuado en 2009 por la Universidad de Vermont (Burlington) por comisión de la Asociación Americana del Corazón (AHA)— que la obesidad y el sobrepeso que afecta a los estadounidenses no proviene solo de las grasas saturadas y las harinas, sino también de la ingestión excesiva de azúcares procesados o agregados.

Más de un tercio de los niños y dos tercios de los adultos de esta nación tienen sobrepeso o están obesos. Las poblaciones más afectadas son la afroamericana y la latina.

"El azúcar es un carbohidrato que el cuerpo necesita para funcionar y tener energía", explica Ortega. "Pero el problema que estamos viendo es que hoy los niños, adolescentes y adultos están consumiendo grandes cantidades de azúcares agregadas (o simples) debido a que la industria de alimentos y bebidas está añadiendo una cantidad exagerada de endulzantes o jarabes para darle sabor a sus productos, y esto se resume en un exceso de calorías vacías (sin vitaminas ni minerales) que la gente está ingiriendo a diario". 

De acuerdo con los resultados de la investigación, liderada por la enfermera y nutricionista Jean Welsh, la situación es grave debido a que las calorías vacías están ocupando el lugar de los alimentos saludables e incrementando a corto y mediano plazo el problema de la obesidad y la diabetes. También indicó que a largo plazo pueden contribuir al aumento de las enfermedades cardiovasculares porque se comprobó que el consumo de azúcares procesadas eleva los índices del colesterol malo (LDL) y baja los del colesterol bueno (HDL).

Se estima que la población adulta de esta nación consume a diario 22 cucharaditas de azúcar agregada y la adolescente 33. Esto equivale a una ingesta adicional de 355 calorías proporcionadas por dos latas de gaseosa y una barra de chocolate.

Los datos preocupan porque no incluye las calorías del azúcar natural saludable procedente de productos lácteos y de frutas y vegetales.

Las sodas y las bebidas azucaradas son la fuente principal del azúcar agregado en la dieta moderna, señala el estudio publicado a mediados de enero en la revista médica en línea Circulation, de la Asociación Americana del Corazón (AHA). En segundo lugar están los dulces, postres, pasteles y galletas.

Para evitar los efectos negativos del consumo de azúcar agregado, la AHA recomienda que la mujer adulta o joven consuma a diario no más de seis cucharaditas (100 calorías) de azúcar agregada y el hombre adulto o joven no más de nueve (150 calorías).

Resulta particularmente difícil para los niños y adolescentes mantenerse dentro de estas limitaciones porque, por ejemplo, un yogur de ocho onzas endulzado con el sabor de alguna fruta posee cerca de seis cucharaditas de azúcar añadida; una vaso de ocho onzas de leche baja en calorías y endulzada con jarabe de chocolate tiene cuatro cucharaditas de azúcar agregada y una taza de cereal integral glaseado posee tres cucharaditas de azúcares vacías.  

Por eso, Ortega recomienda a los padres que acostumbren a sus hijos a consumir agua en vez de sodas. También les aconseja que aprendan a leer las etiquetas de los cereales y otros alimentos que han sido elaboradas con azúcares agregadas.

Para saber si un producto tiene o no estas clases de azúcares o endulzadores hay que identificar en las etiquetas las palabras sugar (azúcar), corn sugar (jarabe de maíz), fructosa, dextrose (dextrosa), molasse (melaza) o evaporated cane juice (jugo de caña evaporada).

"Un producto saludable no debe tener más de ocho gramos por porción de cualquier tipo de azúcar procesada", dice el especialista en nutrición y sostiene que una ingestión moderada y balanceada de frutas y vegetales proporciona el nivel de azúcar que el cuerpo necesita para tener energía.

Para no aportarle al cuerpo las calorías de azúcares agregadas, que son las que engordan y hacen daño, Ortega dice que hay que seguir la guía de nutrición que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) recomienda. Ésta indica que hay que ingerir diariamente dos o tres porciones de productos lácteos (como leche, queso o yogur), así como dos o tres porciones de fruta fresca o enlatada en su jugo.

La fruta no debe ser más grande que el tamaño de la mano empuñada. "Y si se trata de fruta mixta picada, estamos hablando de media taza por cada porción", aclara Ortega.

En cuanto a las frutas secas, como las pasas de uva o ciruela, la cantidad indicada por porción es de una cucharada y de media taza para la fruta enlatada y aderezadas en su zumo. Y una porción de jugo de fruta natural no debe ser mayor a un vaso de cuatro onzas. 

Para mantener un peso regular, la mayoría de las mujeres necesitan al día alrededor de 1,800 calorías y los hombres 2,200. 
--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente
http://www.nutriologia-ortomolecular.info

VIDEOS SOBRE OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD, ENLACES

VIDEO SOBRE OBESIDAD

VIDEOS OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD GLOBAL

Obesidad De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda

Sinónimos{{{sinónimos}}}

La obesidad es un exceso de grasa, determinado por un Índice de masa corporal o IMC aumentado (mayor o igual a 30). Forma parte del Síndrome metabólico. Es un factor de riesgo conocido para enfermedades crónicas como: enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial, ictus y algunas formas de cáncer. La evidencia sugiere que se trata de una enfermedad con origen multifactorial: genético, ambiental, psicológico entre otros. Acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, hipertrofia general del tejido adiposo.

Es una enfermedad crónica originada por muchas causas y con numerosas complicaciones, la obesidad se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el índice de masa corporal en el adulto es mayor de 25 unidades.

La obesidad no distingue color de piel, edad, nivel socioeconómico, sexo o situación geográfica.

Anteriormente se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias en nuestra salud.
Ahora se sabe que la obesidad está fuertemente relacionada como causal de otras enfermedades como lo son los padecimientos cardiovasculares, dermatológicos, gastrointestinales, diabéticos, osteoarticulares, etc.

El primer paso para saber si existe obesidad o no, es conocer el índice de masa corporal (IMC), lo que se obtiene haciendo un cálculo entre la estatura y el peso del individuo.

La obesidad es un exceso de grasa corporal, que por lo general, y no siempre, se ve acompañada por un incremento del peso del cuerpo.

Tabla de contenidos
1 Clasificación
2 Causas
3 Buscando el equilibrio
4 Tratamiento
5 Enlaces externos

Clasificación
Se puede establecer un índice de obesidad, definido como la relación entre peso real y teórico.

Tipos
Obesidad exógena: La obesidad debida a una alimentación excesiva.

Obesidad endógena: La que tiene por causa alteraciones metabólicas.

Dentro de las causas endógenas, se habla de obesidad endocrina cuando está provocada por disfunción de alguna glándula endocrina, como la tiroides.

Obesidad hipotiroidea
Obesidad gonadal

No obstante, los adipocitos están aumentados de tamaño por acción de los ácidos grasos libres que penetran a éstos y, por medio de un proceso de esterificación, se convierten de nuevo en triglicéridos. Éstos antes han sido el resultado de la activación de VLDL circulantes en la absorción de ácidos grasos.

Es una enfermedad en cuya génesis están implicados diferentes factores, muchos de los cuales todavía no se conocen muy bien. Los genes, el ambiente, el sedentarismo, son condicionantes básicos que están implicados en la génesis de la obesidad así como los producidos por medicamentos o por distintas enfermedades.
El Síndrome de Prader-Willi (SPW) sería otra causa, en este caso, una combinación exógena y endógena.

Gráfica comparando los porcentajes de obesidad del total de población en países miembros de la OCDE. Para edades mayores de 15 años y un IMC mayor a 30.

Causas
Las causas de la obesidad son múltiples, e incluyen factores tales como la herencia genética; el comportamiento del sistema nervioso, endocrino y metabólico; y el tipo o estilo de vida que se lleve.
Mayor ingesta de calorías de las que el cuerpo necesita.

Menor actividad física de la que el cuerpo precisa.
Si se ingiere mayor cantidad de energía de la necesaria ésta se acumula en forma de grasa. Si se consume mas energía de la necesaria se utiliza la grasa como energía. Por lo que la obesidad se produce por exceso de energía, como resultado de las alteraciones en el equilibrio de entrada/salida de energía. Como consecuencia se pueden producir diversas complicaciones como lo son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y las enfermedades coronarias.

La herencia tiene un papel importante, tanto que de padres obesos el riesgo de sufrir obesidad para un niño es 10 veces superior a lo normal. En parte es debido a tendencias metabólicas de acumulación de grasa, pero en parte se debe a que los hábitos culturales alimenticios y sedentarios contribuyen a repetir los patrones de obesidad de padre a hijo.
Otra parte de los obesos lo son por enfermedades hormonales o endocrinas, y pueden ser solucionados mediante un correcto diagnóstico y tratamiento especializado.

Buscando el equilibrio
Se sabe que cada 250 gramos de grasa equivalen a 3.500 calorías. Si existe un exceso de grasa se deben calcular las calorías que representan y disminuirlas en la ingesta en un periodo de tiempo adecuado.
Contenido en calorías de diversos alimentos:
Cada gramo

Contenido en calorias
Grasa 9
Alcohol 7
Proteína 4
Carbohidrato 3,75

Y en cuanto a alimentos:

Alimentos
Contenidos en calorías
Ración de carne de vaca 483
Hamburguesa 300
Pan con mantequilla 100
Taza de té con dos cucharaditas de azúcar 67

Tratamiento
Es necesario tratar adecuadamente las enfermedades subyacentes, si existen. A partir de aquí depende de buscar el equilibrio, mediante ajustes en la dieta.

La dieta debe ser adecuada a la actividad necesaria, por ello una dieta muy intensiva en personas muy activas es contraproducente. Debe de tenderse a realizar dietas más suaves y mantenidas.

Una vez alcanzado el peso ideal, lo ideal es mantenerlo con un adecuado programa de ejercicios y alimentación que sobre todo permitan no volver a recuperar la grasa y el peso perdido.

Enlaces externos
Asociación de Información al Obeso
Informacion especifica acerca de la obesidad
Información detallada sobre la Obesidad
Información sobre la Obesidad

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Obesidad"

Categorías: Glosario de términos médicos Enfermedades endocrinas