Visita: Obesidad en Mexico

Obesidad en Estados Unidos

CDC Video Player. Flash Player 9 is required.
CDC Video Player.
Flash Player 9 is required.

domingo, enero 25, 2009

Yo gordo

Yo gordo
Yassir Zárate Méndez   
viernes, 23 de enero de 2009
 
 
 
 

Soy uno de los de los poco más de 600 mil tlaxcaltecas con problemas de sobre peso. La misma proporción (6 de cada 10) se repite en la escala nacional. Más de 60 millones de personas están por encima de su peso ideal o de plano presentan obesidad. Paulatinamente, México está rodando hacia el abismo de la gordura.

Un ejemplo sencillo: quienes arriesgamos la vida trepándonos a una unidad del servicio público de transporte, podemos constatar que, o las combis se han vuelto más estrechas, o la gente se ha vuelto más ancha. Las estadísticas y la observación a simple vista indican esto último. Somos un país de gordos. Y nada hacemos remediarlo.

Hace algún tiempo tuve la oportunidad de entrevistar a la directora del Programa Universitario de Alimentos (PUAL), de la UNAM, la doctora Amanda Gálvez Mariscal, para preguntarle sobre la dieta que deben seguir los atletas de alto rendimiento.

Inevitablemente, la entrevista derivó hacia un problema que salta a la vista: el del sobre peso y la obesidad en México. Vale decir que el PUAL es un programa de investigación, consultado oficialmente por el gobierno del país para todo lo relacionado con el manejo de los alimentos.

La investigadora universitaria me decía que se ha ido dando una concurrencia de factores hasta desembocar en la situación actual. Uno de ellos es el cambio de dieta. Si bien reconocía que la alimentación tradicional mexicana no es lo suficientemente rica para producir campeones olímpicos, al menos no genera las nefastas consecuencias que se viven ahora.

Me contaba que las comidas basadas en la tortilla tenía altos aportes de calcio, debido al proceso de elaboración del nixtamal, en el que se agrega cal (cocción alcalina), que de esta manera sustituye a la leche, desconocida en casi todo el continente americano hasta antes de la llegada de los conquistadores españoles.

A las tortillas se debe agregar el consumo de frijoles, que aportan proteína vegetal, además de fibra. Por último, verduras como chayotes (¡aguas!), verdolagas, quintoniles, calabazas, aguacates y jitomates, entre otras, así como el consumo ocasional de carne (pescados y aves, principalmente), dan como resultado una dieta que si bien no nos va a hacer ganar muchos campeonatos mundiales, al menos nos mantendría sanos, con un buen aspecto físico.

Gálvez aseguraba que si a este cuadro se agregan elementos como leche y carne de bovinos y ovinos, se tiene una muy buena alimentación que, esa sí, podría darnos algunas medallas y triunfos deportivos, pero sobre todo nos mantendría con una buena calidad de vida.

El problema es tratar de llevarse a la boca esos alimentos todos los días. Con lo que gana el grueso de la población es prácticamente imposible comer bien.

Y aquí es donde hace su aparición la industria de los alimentos. Poco a poco, la dieta del mexicano se ha volcado hacia productos con muchas calorías y grasas y poquísimos nutrientes.

Se trata de una alimentación basada en almidones y harinas blancas refinadas. Se han dejado de comer tacos (nada dañinos si no se utilizan demasiadas grasas trans o recicladas), para darle duro a las sopas Maruchan, auténticas "bombas" de la malnutrición, debido a su alto aporte calórico, pero con bajísimos niveles de nutrimentos.

Lorenzo Servitje no sólo es un felón, sino también un promotor de la gordura en este país. Cuando uno va a la tiendita de la esquina (o al súper, como cada vez más se acostumbra) está ante un escaparate que aparentemente presenta varias opciones y tipos de panes.

Falso.

Todos pertenecen a la misma empresa, Bimbo, que ha acaparado el mercado sin ningún control, y cuyos productos tienen mucho que ver en la actual epidemia de gordura.

A consideración de la investigadora de la UNAM, se ha permitido una publicidad brutal, la cual ha bombardeado a los consumidores y prácticamente los ha dejado indefensos, sin una guía que los oriente en el consumo de alimentos.

México es uno de los primeros consumidores de productos como frituras y golosinas, que se venden indiscriminadamente en las tiendas y cooperativas escolares; según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2006, uno de cada cuatro niños mexicanos ya presenta problemas de sobre peso o de plano de obesidad.

Por otra parte, el nuestro ya es el segundo consumidor mundial de Coca-Cola; además, a esta trasnacional le debemos a uno de los peores presidentes en la nefasta historia de los presidentes mexicanos.

El entreguismo del gobierno federal a los grandes consorcios (Coca-Cola, Sigma, Pepsico y demás) ya está teniendo sus consecuencias.

Lo más probable es que a este paso acabe ocurriendo lo mismo que sucedió con el tabaco: las grandes empresas van a querer lavarse la cara pregonando dádivas que luego no entregan, para paliar los graves problemas de salud pública que han provocado.

Hipertensión, mayor riesgo de padecer diabetes, síndrome metabólico y trastornos cardiovasculares y venosos; sobrecarga y mayor desgaste de las articulaciones y los huesos; más probabilidades de sufrir cánceres asociados al exceso de grasa en el organismo, como el de mama; impacto negativo en el equilibrio psicológico; y menos duración y calidad de la vida son algunas de las consecuencias de la gordura.

Además, la obesidad no sólo daña la salud física, al triplicar el riesgo de infarto, y la mental, al afectar las relaciones sexuales y la autoestima, sino que la grasa excesiva en las nalgas puede reducir la efectividad en la mujeres de las vacunas, anticonceptivos y fármacos, y los obesos tienen más posibilidades de morir en un choque automovilístico y además son más sensibles al dolor.

Y es que justamente las mujeres son el sector poblacional que presenta los mayores índices de este problema. La mala alimentación y el sedentarismo están haciendo de las suyas, para convertirnos en un país de gordos, cada vez más parecidos a los freaks que se ven en los Estados Unidos.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

No hay comentarios.:

VIDEOS SOBRE OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD, ENLACES

VIDEO SOBRE OBESIDAD

VIDEOS OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD GLOBAL

Obesidad De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda

Sinónimos{{{sinónimos}}}

La obesidad es un exceso de grasa, determinado por un Índice de masa corporal o IMC aumentado (mayor o igual a 30). Forma parte del Síndrome metabólico. Es un factor de riesgo conocido para enfermedades crónicas como: enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial, ictus y algunas formas de cáncer. La evidencia sugiere que se trata de una enfermedad con origen multifactorial: genético, ambiental, psicológico entre otros. Acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, hipertrofia general del tejido adiposo.

Es una enfermedad crónica originada por muchas causas y con numerosas complicaciones, la obesidad se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el índice de masa corporal en el adulto es mayor de 25 unidades.

La obesidad no distingue color de piel, edad, nivel socioeconómico, sexo o situación geográfica.

Anteriormente se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias en nuestra salud.
Ahora se sabe que la obesidad está fuertemente relacionada como causal de otras enfermedades como lo son los padecimientos cardiovasculares, dermatológicos, gastrointestinales, diabéticos, osteoarticulares, etc.

El primer paso para saber si existe obesidad o no, es conocer el índice de masa corporal (IMC), lo que se obtiene haciendo un cálculo entre la estatura y el peso del individuo.

La obesidad es un exceso de grasa corporal, que por lo general, y no siempre, se ve acompañada por un incremento del peso del cuerpo.

Tabla de contenidos
1 Clasificación
2 Causas
3 Buscando el equilibrio
4 Tratamiento
5 Enlaces externos

Clasificación
Se puede establecer un índice de obesidad, definido como la relación entre peso real y teórico.

Tipos
Obesidad exógena: La obesidad debida a una alimentación excesiva.

Obesidad endógena: La que tiene por causa alteraciones metabólicas.

Dentro de las causas endógenas, se habla de obesidad endocrina cuando está provocada por disfunción de alguna glándula endocrina, como la tiroides.

Obesidad hipotiroidea
Obesidad gonadal

No obstante, los adipocitos están aumentados de tamaño por acción de los ácidos grasos libres que penetran a éstos y, por medio de un proceso de esterificación, se convierten de nuevo en triglicéridos. Éstos antes han sido el resultado de la activación de VLDL circulantes en la absorción de ácidos grasos.

Es una enfermedad en cuya génesis están implicados diferentes factores, muchos de los cuales todavía no se conocen muy bien. Los genes, el ambiente, el sedentarismo, son condicionantes básicos que están implicados en la génesis de la obesidad así como los producidos por medicamentos o por distintas enfermedades.
El Síndrome de Prader-Willi (SPW) sería otra causa, en este caso, una combinación exógena y endógena.

Gráfica comparando los porcentajes de obesidad del total de población en países miembros de la OCDE. Para edades mayores de 15 años y un IMC mayor a 30.

Causas
Las causas de la obesidad son múltiples, e incluyen factores tales como la herencia genética; el comportamiento del sistema nervioso, endocrino y metabólico; y el tipo o estilo de vida que se lleve.
Mayor ingesta de calorías de las que el cuerpo necesita.

Menor actividad física de la que el cuerpo precisa.
Si se ingiere mayor cantidad de energía de la necesaria ésta se acumula en forma de grasa. Si se consume mas energía de la necesaria se utiliza la grasa como energía. Por lo que la obesidad se produce por exceso de energía, como resultado de las alteraciones en el equilibrio de entrada/salida de energía. Como consecuencia se pueden producir diversas complicaciones como lo son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y las enfermedades coronarias.

La herencia tiene un papel importante, tanto que de padres obesos el riesgo de sufrir obesidad para un niño es 10 veces superior a lo normal. En parte es debido a tendencias metabólicas de acumulación de grasa, pero en parte se debe a que los hábitos culturales alimenticios y sedentarios contribuyen a repetir los patrones de obesidad de padre a hijo.
Otra parte de los obesos lo son por enfermedades hormonales o endocrinas, y pueden ser solucionados mediante un correcto diagnóstico y tratamiento especializado.

Buscando el equilibrio
Se sabe que cada 250 gramos de grasa equivalen a 3.500 calorías. Si existe un exceso de grasa se deben calcular las calorías que representan y disminuirlas en la ingesta en un periodo de tiempo adecuado.
Contenido en calorías de diversos alimentos:
Cada gramo

Contenido en calorias
Grasa 9
Alcohol 7
Proteína 4
Carbohidrato 3,75

Y en cuanto a alimentos:

Alimentos
Contenidos en calorías
Ración de carne de vaca 483
Hamburguesa 300
Pan con mantequilla 100
Taza de té con dos cucharaditas de azúcar 67

Tratamiento
Es necesario tratar adecuadamente las enfermedades subyacentes, si existen. A partir de aquí depende de buscar el equilibrio, mediante ajustes en la dieta.

La dieta debe ser adecuada a la actividad necesaria, por ello una dieta muy intensiva en personas muy activas es contraproducente. Debe de tenderse a realizar dietas más suaves y mantenidas.

Una vez alcanzado el peso ideal, lo ideal es mantenerlo con un adecuado programa de ejercicios y alimentación que sobre todo permitan no volver a recuperar la grasa y el peso perdido.

Enlaces externos
Asociación de Información al Obeso
Informacion especifica acerca de la obesidad
Información detallada sobre la Obesidad
Información sobre la Obesidad

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Obesidad"

Categorías: Glosario de términos médicos Enfermedades endocrinas