Visita: Obesidad en Mexico

Obesidad en Estados Unidos

CDC Video Player. Flash Player 9 is required.
CDC Video Player.
Flash Player 9 is required.

jueves, enero 31, 2008

Obesos y hambrientos: La epidemia mundial de obesidad y sobrepeso es una cuestión de clase

Obesos y hambrientos: La epidemia mundial de obesidad y sobrepeso es una cuestión de clase


Yonie Moreno (Para Kaos en la Red)

 

Un  enorme desequilibrio sacude a la  humanidad en la que el hambre y la obesidad se dan cada día la mano. Pese a que el año 2007 conoció la cosecha de cereal más grande cultivada por la humanidad  más de 800 millones de personas según la FAO pasaron hambre en el mundo.  En el interesante  número de septiembre de 2007 de la revista Scientifc American titulado "Still Hungry" firmado por Per Pinstrup-Andersen and Fuzhi Cheng  se hace un breve análisis del carácter y secuelas de la hambruna que padece buena parte de la humanidad: "En los 30 minutos que te llevará leer este articulo, 360 niños preescolares morirán de hambre y malnutrición. 12 por minuto; más de 6 millones en un año. Pero esto es solo la punta de un iceberg  proverbial r y feo. Uno de cuatro escolares en países en desarrollo sufre de hambre y deficiencias nutricionales. Estos niños no crecen con todo su potencial,  tienen poca resistencia las enfermedades, aprenden menos en la escuela y ganan menos como adultos. Debido al bajo peso en el nacimiento, ellos están en desventaja desde el momento que entran en el mundo. Más de 800 millones de personas- dos veces y media  la población de Estados Unidos- vive con hambre cada día, o "inseguridad alimentaria" como es llamada a menudo, como constante compañía. Muchos más tienen deficiencias de micronutrientes: Ellos no consiguen las vitaminas y minerales esenciales en sus dietas. Insuficiente hierro, y la anemia que le acompaña es la más extendida de estas enfermedades. Hambre y desnutrición afectan a dos grupos de gente desproporcionalmente. El primero es el de los niños preescolares: cerca de 146 millones tienen bajo peso debido al hambre crónica o aguda. Esto significa que el 18 % de todas las personas hambrientas de mundo son menores de 5 años.  Un niño hambriento frecuentemente proviene de una madre mal alimentada; cerca de 20 millones de niños nacen con bajo peso anualmente...".


Hambre Vs Obesidad.
Sin embargo el objeto de este artículo no es el hambre, si no la obesidad y el sobrepeso. Mientras millones de personas pasan hambre en todo el mundo,  mas de 1.300 millones sufren de exceso de peso. Esta  situación que afecta a buena parte de la humanidad se ha desatado  en los últimos 20 años fruto de la presión del capital financiero buscando nuevos terrenos de inversión hacia  la industria alimentaria. No engordamos  fruto del accidente: El auge de la    obesidad es consecuencia y muestra  de que la crisis del sistema capitalista se acentúa. Esta epidemia afecta a todos los países del mundo y particularmente a los pobres, los hombres y  mujeres trabajadores.  El hambre y la gordura son las caras de la irracionalidad del sistema capitalista y se da tanto en los países capitalistas avanzados como en los más atrasados.

Marx señalo que bajo el capitalismo irían creando dos polos en la sociedad: uno minoritario de ricos cada vez más ricos y otro mayoritario de pobres cada vez más pobres. Esta es una verdad más cierta ahora que cuando fue enunciada hace 150 años. Los últimos 20 años  conocen una nueva polarización del género humano: con el dominio más aplastante que nunca del capital financiero, la sed de beneficios han convertido a la comida  no tan sólo en un medio de satisfacer una necesidad o un goce sino además en una fuente de beneficios para los inversores capitalista buscando rentabilidades más altas de sus inversiones. Eso  conduce cada vez más a que  la humanidad  se divida  en dos polos simétricos: entre personas sobrealimentadas y personas  que tienen bajo peso por falta de alimentación. Entre Gordos y Flacos. Naturalmente  ambos están enfermos por ello. Y los culpables últimos son las multinacionales y el capital financiero internacional.
 

Pobreza y Obesidad van unidas.

Pobreza y gordura van unidos: la gente pobre compra comida barata que suele tener muchas calorías.  Por ejemplo en Venezuela uno kilo de arroz cuesta algo más de 1 Bf, mientras que un kilo de tomates ya cuesta más de  8 Bf. La verdura fresca es cara. Por no hablar del pescado o la carne de res. Pese a los esfuerzos del gobierno revolucionario de Hugo Chávez, este sigue siendo un mal que afecta a buena parte de la población y es una de las caras de la escasez de la producción de alimentos y de la necesidad de importarlos. La situación es más dramática en el resto de países de América Latina. En los países capitalistas atrasados el problema de la mala alimentación, de  la comida mal equilibrada, falta de los nutrientes necesarios  es un problema que afecta fundamentalmente a los pobres y a los trabajadores.
 
Desde Estados Unidos a Egipto, desde México a la India,  la obesidad y el sobrepeso se extienden como una plaga, con las enfermedades asociadas a la obesidad: alto  colesterol, enfermedades cardiacas, diabetes tipo 2, etc. Como señalaba en un articulo del mes de septiembre de 2007 la revista Scientific American. "El mundo está gordo" de  Barry M Popkin: "En los últimos 20 años una dramática transición ha alterado la dieta y la salud de cientos de millones de personas a lo largo del  Tercer Mundo. Para la mayor parte de las naciones en desarrollo la obesidad a emergido como una amenaza más sería que el hambre. En países cómo México, Egipto y Suráfrica, más de la mitad de los adultos están con sobrepeso (poseen un índice de masa corporal  o IMC de 25 o superior) u obesos (poseen un índice de masa corporal de 30 o superior). En realidad en toda Latinoamérica la mayor parte del Medio Oeste y El Norte de Africa, al menos 1 de cada cuatro adultos tiene sobre peso.  A pesar de que la  desnutrición y el hambre permanecen como problemas significativos en el África Subsahariana y en el Sur de Asia, incluso países desesperadamente pobres como Nigeria y Uganda están luchando con el dilema de la obesidad. En todo el mundo, más de 1.300 millones de personas tienen sobre peso mientras por otra parte 800 millones de personas  tienen un peso bajo por falta de alimentación.
 
Para combatir a esta amenaza, debemos observar por debajo de las tendencias sociales, económicas, y tecnológicas  que  están transformando el tercer mundo. Y lo que revela es que muchos gobiernos e industrias están contribuyendo al crecimiento de la obesidad, inundando los países en desarrollo con dulces, aceites y carnes baratas mientras no se hace nada para promover el consumo de frutas y de vegetales.
 

México es quizás el ejemplo más significativo, de una nación en desarrollo que sufre de una epidemia de obesidad. En 1989 menos del 10% de los mexicanos tenían sobrepeso. De hecho nadie hablaba de ello en esa época, el foco era la pobreza y el hambre. Pero encuestas nacionales realizadas en 2006 resultaron que el 71% de las mujeres mexicanas y el 66 % de los varones mexicanos  tienen sobrepeso o obesidad (cífras que les aproximan a los Estados Unidos) , y ahora la séptima parte de la población sufre de diabetes tipo 2, que se desencadena en la edad adulta , y la enfermedad se extiende rápidamente . Un explicación mejor se halla en la conexión entre obesidad y pobreza. En el mundo desarrollado, la obesidad se ha convertido en predominantemente en un problema de pobres cómo en Estados Unidos. En China, donde los niveles de obesidad ascienden rápidamente, cerca de un tercio de la población sufre de hipertensión arterial."

Este fenómeno  surgió  a partir de los años 80 cuando    la presión del capital financiero se intensifico, tras la crisis capitalista de los años 70, buscando nuevos terrenos de saqueo internacional. Uno de los factores que ha favorecido  esta plaga de obesidad ha sido el aumento de presión sobre la clase trabajadora que ha tenido que aumentar las jornadas de trabajo con una reducción del tiempo para comer y para preparar una comida saludable, la falta de tiempo, por las largas jornadas de trabajo hace que millones de personas se alimenten mal. Esto es consecuencia de lo que  Marx denominaba  una aumento en la extracción de la plusvalía absoluta. En definitiva de la tasa de explotación de la clase obrera Pero este siendo un factor importante no es  el fundamental. La presión del capital financiero sobre la producción y el consumo de alimentos ha sido el  determinante.

Cómo señala en el mismo número de la revista Scientific Américan del mes de septiembre de 2007 "Eatin made Simple" firmado por Maríon Nestle:"En Estados unidos  las tasas de obesidad empezaron a subir rápidamente a principios de los 80.Los sociólogos a menudo atribuyen  "el aumento del consumo de calorías" de esa tendencia a la demanda de una población que sobreocupada ,que trabaja demasiado, demanda comida ya elaborada, empaquetada y las comidas en restaurantes que contienen más calorías que las elaboradas en casa".

"Pero existen otras fuerzas sociales que promueven el desequilibrio calórico. La llegada de la administración Reagan en 1980 aumentó el camino para la desregulación en la industria, retirando controles en producción agrícola y incitando a los granjeros a producir más comida. La calorías disponibles por cápita en la oferta nacional de alimentos (Que producen los granjeros norteamericanos, importaciones menos exportaciones) aumentó de 3,200 al día en 1980 a 3900 al día dos décadas más tarde. Al comienzo de los 80 vino marcado por la llegada de "el movimiento de los inversionistas" en Wall Strett. Los accionistas reclamaban un rápido retorno de sus inversiones forzando a las compañías de alimentos a aumentar las ventas en un mercado que ya contenía excesivas calorías. Las compañías de alimentos respondieron desarrollando nuevas oportunidades  de ventas y marketing . Ellas implementaron practicas que cambiaron las normas sociales, como picar entre comidas, servir comida en tiendas de libros o ropa, y servir porciones más grandes. La industria continúo financiando organizaciones y revistas relacionadas con la nutrición e intensificaba sus esfuerzos formando lobbys a favor de una dieta saludable. Entonces y ahora los lobbys alimentarios han promovido interpretaciones positivas de los estudios científicos , financiando investigaciones que pudieran servir como base para decir que sus productos son sanos, y  atacando a sus críticos, yo mismo entre ellos, como promotores de la "ciencia basura". De cualquier modo tales actividades sólo añaden confusión entre el público".

¿Gordos y Hambrientos?

Hay sectores de la pequeña burguesía en todos los países que piensan en lo bueno que  sería la vuelta a la vida en el campo. Muchas personas asqueadas de  vida en la ciudad  quiere ver en la vuelta al campo  un paraíso, idealizando la vida en las llanuras y montañas , donde uno puede vivir una vida sana, alejado del stress de la ciudad, cuidar una huerta, tener más tiempo para uno mismo , etc.
 
Sin embargo nada más lejos de la autentica realidad de la vida en el campo bajo el capitalismo. Para buena parte de la humanidad, la vida diaria en el campo (por cierto como fue siempre) es una historia  de miseria, hambre  y atraso. Según la FAO , el 75 % de las personas hambrientas viven en regiones agrícolas. Y esto no es tan sólo en el Africa Subsahariana o el campo brasileño donde se mal vive y se pasan privaciones.
 
En un articulo de la revista Newsweek titulado "El condado de la comida basura" . "Por qué muchos americanos rurales no pueden adquirir alimentos nutritivos. La insana verdad acerca de la vida en el campo", de diciembre de 2007 firmado por Karen Springer se señala precisamente  que la población  que vive en  las áreas rurales del país más desarrollado del mundo, Estados Unidos, son obesos porque son pobres y no pueden adquirir comida de calidad: contradictoriamente  están gordos por que pasan hambre o están cerca de ella.
 
"Los Norteamericanos que viven en el campo tienen un riesgo mayor de lo que el gobierno llama "baja seguridad alimentaria", mejor conocida como miedo a tener hambre. De acuerdo a nuevos datos del departamento de estado de agricultura, mas de 35,5 millones de norteamericanos (sin incluir a los 750.000 personas aproximadamente sin hogar) cayeron dentro de esta categoría este año. La mayor inseguridad alimentaria esta en estados con grandes poblaciones rurales: Mississipi, Nuevo México , Texas, y Sur Carolina. Irónicamente, las personas con baja seguridad alimentaria tienen hambre a menudo y están gordos. La razón: comen grandes cantidades de comida barata con muchas calorías que les hacen engordar."La gente no piensa que las personas que son obesas luchan contra el hambre, cuando en realidad esta es la  situación en la muchas de ellas se encuentran", dice Weill de FRAC. " la pobreza ,la inseguridad alimentaria, y la obesidad están a menudo ligadas no porque la gente pobre consiga demasiada comida de los programas de ayudas si no porque ellos no tienen recursos suficientes para obtener una dieta saludable" y deacuerdo a un estudio publicado este mes en la Revista de la asociación dietética Americana por  la Universidad de Washington, el costo de frutas frescas y vegetales se incrementó más rápido que el costo de otros alimentos."
 

La crisis del capitalismo no tan sólo deteriora el medio ambiente, amenaza empleos, y        destruye conquistas sociales de la clase trabajadora,    también  amenaza la salud de millones de personas  en su mayor parte trabajadores y pobres, que sólo puede adquirir  la comida barata con un montón de calorías que les ofrecen las grandes compañías de alimentación y distribución controladas por las grandes grupos  bursátiles, financieros y bancarios  que buscan como sea elevar la rentabilidad de sus inversiones, presionados además a las masas trabajadoras  a través de la publicidad y el marketing (es decir a través del control de los medios de comunicación, del monopolio de la producción espiritual que tiene la burguesía)  para que se adquieran  determinados hábitos favorables a ese consumo insano para que sigan engordando sus beneficios.

Que el hambre y la obesidad sean un azote para la humanidad es una muestra de que el sistema capitalista hace décadas que dejó de jugar un papel progresista y se ha convertido en un tremendo obstáculo para el avance de la humanidad y el bienestar de millones de seres humanos. Esta contradicción es  una de las múltiples facetas de la anarquía que domina el modo de producción capitalista y una evidencia más de cómo el capitalismo es una amenaza a la humanidad.

  Hay una fuerza oculta que impulsa a la obesidad y el sobre peso  a millones de personas. Esa fuerza oculta es el capitalismo internacional, la economía de mercado. Sólo sobre la base de una economía nacionalizada y planificada a nivel internacional por la clase trabajadora y el conjunto de los oprimidos se podrá organizar uno de los aspectos más importantes de la vida humana (la alimentación) de un modo racional y saludable para la inmensa mayoría de la población.

 


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

viernes, enero 25, 2008

Padecen de obesidad uno de cada cuatro niños de Nayarit

Padecen de obesidad uno de cada cuatro niños de Nayarit

Las secretarías de Salud y Educación estatales ordenaron eliminar los alimentos "chatarra" de las escuelas de educación básica.

Tepic, Nay. La Secretaría de Salud de Nayarit dio a conocer hoy jueves que, de acuerdo con diversas encuestas, 26 por ciento de los menores en edad escolar en la entidad, es decir, uno de cada cuatro, tiene problemas de sobrepeso.

Las secretarías de Salud y Educación estatales informaron que en un plazo de 20 días se eliminarán de todas las escuelas de educación básica los alimentos "chatarra" y a partir de la primera quincena de febrero se expenderán sólo productos de calidad alimenticia.

Patricia Mercado, coordinadora del Programa de Escuelas Saludables, indicó que para ello se tomará en cuenta la Norma Oficial Mexicana 043 de la Secretaría de Salud, referente a la promoción y educación para la salud en materia alimentaria.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Expertos sanitarios y del deporte ponen en marcha el Foro de la Salud de Internet contra el sedentarismo y la obesidad

Expertos sanitarios y del deporte ponen en marcha el Foro de la Salud de Internet contra el sedentarismo y la obesidad

Expertos sanitarios y del deporte ponen en marcha el Foro de la Salud de Internet contra el sedentarismo y la obesidad
 
Noticias EUROPAPRESS | 24/01/2008|
 
Expertos y profesionales del deporte y la salud presentan mañana el Foro de la Salud de Internet, el primero con miras internacionales que tiene como objetivo buscar nuevas herramientas contra el sedentarismo y la obesidad de los niños, sobre todo a través de la práctica de la actividad física.

El presidente del Comité Internacional del foro, Alfonso Jiménez, aclaró, en declaraciones a Europa Press, que es una "herramienta" con la que se pretende definir una "estrategia de intervención para desarrollar la actividad física" entre los niños, orientada a transmitir "formación e información" de los profesionales a aquellas personas que por su actividad sean capaces de influir en el comportamiento saludable de los más jóvenes.

En su opinión se han venido desarrollando un gran número de iniciativas en pro de la actividad física y contra la obesidad pero no siempre han funcionado, quizás porque "hay que trabajar primero con el profesional, que es capaz de intervenir en el comportamiento de los individuos; como por ejemplo con el médico de atención primaria o el profesor en el colegio para que realmente entiendan el valor de que sus alumnos sean físicamente activos".

El foro estará presidido por un Comité Asesor Internacional, del que Jiménez es presidente, y contará con nueve expertos que "ayudarán" a decidir estrategia efectivas y a evitar aquellas que ya se han puesto en marcha en otros países y no han resultado. "El comité, a parte de darle una enorme credibilidad al proyecto, tiene sobre todo como objetivo estratégico que no cometamos errores", señaló.

Además, explicó que pretenden convertir el foro en una herramienta "innovadora, sólida y contrastada", que permitirá "tomar el pulso de la realidad de los profesionales e invertir energía y recursos concretos en aquellas áreas donde realmente podamos ser efectivos y modificar el comportamiento de la población".

La web (www.foroganasalud.es), que estará a disposición de todos los interesados desde mañana, se dividirá en diez áreas que promoverán la actividad física donde se podrá encontrar en castellano información relacionada con la nutrición, el deporte, educación, medicina deportiva, etc. Además, expertos nacionales e internacionales, entre los que se encuentran Steve Blais, Stephano Balducci o Luis Rojas Marcos, publicarán sus trabajos y compartirán su opinión con otros expertos.

El foro, que promoverá diversas actividades, abadanderará mañana la Declaración de Madrid, un decálogo de buenas prácticas que se difundirá a nivel internacional que está suscrito por la Consejería de Sanidad y la de Deportes de la Comunidad de Madrid.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

La Comunidad abandera la lucha mundial contra el sedentarismo y la obesidad infantil

La Comunidad abandera la lucha mundial contra el sedentarismo y la obesidad infantil

25-01-2008 - MDO/EP
comenta Enviar a amigo imprimir archivo
La Comunidad abandera la lucha mundial contra el sedentarismo y la obesidad infantil
Los consejeros de Deportes y de Sanidad, Alberto López Viejo y Juan José Güemes, respectivamente, acompañados de los científicos Luis Rojas Marcos y Steve Blair, presentaron este viernes la "Declaración de Madrid", un documento para el fomento de la actividad física.

"Algo así como un protocolo de Kyoto de la salud a través del deporte", según expresó López Viejo. Este documento ha sido suscrito por una treintena de los mayores expertos del mundo en esta materia. Además, los dos consejeros anunciaron también la creación del I Plan Regional de Actividad Física, dirigido a todos los ciudadanos de la región, con el fin de potenciar la práctica deportiva.

Fruto de esta Declaración de Madrid se ha creado el Foro Gana Salud, una plataforma en internet de información e intercambio de experiencias que servirá como punto de encuentro para los profesionales de la actividad física y de la salud, cuyos resultados se pretende que beneficien a la población en general.

Este ambicioso proyecto, cuyo promotor es la Comunidad de Madrid, nace para ser referente mundial en actividad física y salud. Ofrece, recibe y genera información clara, rigurosa y actualizada y, al mismo tiempo, se convierte en un crisol de herramientas que servirán de apoyo para que los agentes implicados logren incrementar el nivel de
práctica de ejercicio físico, como forma de lucha contra el alarmante aumento del sedentarismo y la obesidad infantil. Un solo click servirá para acceder a todo el conocimiento actualizado sobre actividad física y salud.

Una página de acceso para cualquier ciudadano

López Viejo subrayó el compromiso permanente que tiene la Comunidad de Madrid con el bienestar de los ciudadanos, que se materializa con esta poderosa herramienta que se pone en manos de los profesionales de la actividad física y de la salud, no sólo de España, sino de todo el mundo.

Y es que la página web www.foroganasalud.es podrán acceder también todos aquellos que lo deseen. La dirección del Foro Gana Salud corre a cargo del Director General de Promoción Deportiva de la Consejería de Deportes de la Comunidad de Madrid, José Ramón Lete Lasa, y cuenta con un Comité Asesor Internacional compuesto por un grupo de investigadores de alto nivel y reconocido prestigio.

Entre ellos se encuentran el doctor Steve Blair, de la Universidad de South Carolina, que en 1996 estableció las bases de lo que hoy conocemos como Actividad Física Saludable; la doctora I-Min Lee, una de las expertas más reconocidas en el mundo en el ámbito del impacto positivo del ejercicio físico en la mejora del estado de salud; el doctor Alejandro Lucía, Premio Nacional de Investigación en Medicina del Deporte en 2001 y 2004, y el doctor Luis Rojas Marcos, profesor de psiquiatría de la Universidad de Nueva York y colaborador de instituciones dedicadas a temas sociales y de salud.

Ambos consejeros de la Comunidad de Madrid anunciaron además la próxima puesta en marcha del Primer Plan Regional para la Actividad Física. En virtud de este plan se realizará un amplio estudio de los hábitos deportivos de los madrileños, y posteriormente se plantearán una serie de medidas para fomentar el aumento de la práctica deportiva entre la población madrileña.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Científicos internacionales firman un protocolo contra la obesidad infantil

Científicos internacionales firman un protocolo contra la obesidad infantil

Científicos de todo el mundo se darán cita mañana en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid para firmar un protocolo internacional de medidas básicas para frenar la obesidad infantil y el sedentarismo.

Bajo el nombre 'Foro Gana Salud', unos setecientos científicos de todo el mundo asistirán a la presentación de esta iniciativa que estará liderada por un comité asesor formado por los máximos referentes internacionales en la materia, tales como Steve Blair, Luis Rojas Marcos, I-Min Lee, Brent Alvar o Alejandro Lucía, entre otros.

Rojas Marcos es miembro de la Academia de Medicina de Nueva York y dirigió, entre 1992 y 1995, los servicios de salud mental, alcoholismo y drogodependencias del municipio neoyorquino.

I-Min Lee es profesora asociada en la Escuela de Medicina de Harvard y su investigación se centra en el rol de la actividad física en la promoción de la salud y en la mejora de la longevidad, así como en su impacto específico en la salud de las mujeres.

Por su parte, Brent Alvar es Assistant Research Professor en el Exercise & Wellness Department de Arizona State University y desarrolla sus investigaciones en el campo del rendimiento humano y en el impacto positivo del entrenamiento de fuerza en el estado de salud.

Durante el encuentro se presentará también la página web www.foroganasalud.es, promovida por la Comunidad de Madrid con la intención de convertirse en el primer portal del mundo en materia de actividad física y salud.

Aunque en un principio está orientada a servir como plataforma de trabajo y debate entre los grandes expertos, los ciudadanos también podrán recibir consejos para mantener una vida saludable en deporte y alimentación.

En ella, aparecerán los diez grandes focos de investigación donde los expertos podrán acceder, publicar trabajos, artículos o generar debates, según explicaron a Efe fuentes de la Consejería de Deportes de la Comunidad de Madrid.

Además de la firma del protocolo y la presentación de la página web, la Comunidad de Madrid dará a conocer el primer Plan de Actividad Física, para promover el deporte entre los más jóvenes.

 
Terra Actualidad - EFE

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Londres premiará a los obesos que logren adelgazar


Londres premiará a los obesos que logren adelgazar

  1. • El Gobierno dará dinero y bonos a canjeable por comida sana y gimnasios
 Una mujer obesa pasea por una calle de Glasgow. Foto:  JEFF MITCHELL
Una mujer obesa pasea por una calle de Glasgow. Foto: JEFF MITCHELL
BEGOÑA ARCE
LONDRES

Cada kilo perdido tendrá su recompensa. La última iniciativa del Gobierno británico para luchar contra la obesidad incluye el premiar a los obesos que reduzcan sus grasas. Quienes consigan hacer bajar la aguja en la báscula podrían obtener compensaciones en metálico, bonos a canjear por comida sana en los supermercados o por pases para utilizar los gimnasios. "Frenar la obesidad es el desafío sanitario personal y público más importante al que se enfrenta nuestra sociedad", afirmó el ministro de Sanidad, Alan Johnson, en la presentación de la nueva campaña para tratar de meter a los británicos en cintura.
El plan, que incluye las clases de cocina obligatorias para los escolares y en el que se han presupuestado 500 millones de euros, pretende también involucrar a los empresarios para que animen a sus empleados a perder peso, con incentivos económicos. El Gobierno podría también introducir una nueva legislación sobre el etiquetado de los alimentos, si la industria no acepta voluntariamente un nuevo sistema universal, de forma que las virtudes o peligros de su contenido queden claras. Las autoridades también negocian con el sector una reducción del tamaño, las grasas, sal y azúcar en los alimentos precocinados.

EVITAR 'CHUCHES' Y FRITOS
Casi el 25% de los adultos británicos son obesos, y esa cifra puede ser del 60% a mediados de este siglo. La prioridad y la principal preocupación es la obesidad infantil, que afecta a uno de cada cinco niños. Habituados a la comida basura, el Gobierno ha recomendado a los colegios que pro-
híban a los alumnos salir del recinto escolar a la hora del almuerzo para evitar chucherías, patatas fritas, pizzas y hamburguesas. Los establecimientos que vendan estos productos podrían quedar excluidos de las inmediaciones de escuelas y parques infantiles.
El plan incluye además la identificación de familias más propensas a la obesidad para ofrecerles ayuda preventiva y consejo personalizado en la sanidad pública. "La esencia del problema es simple: comemos demasiado y hacemos poco ejercicio, pero la solución es compleja. Desde el tipo de comida que comemos y el medio ambiente que nos rodea, hasta el modo de vida de los niños, es muy difícil evitar la obesidad en la vida moderna". La oposición reconoce el problema, pero califica el plan gubernamental de "vagas aspiraciones".



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Le pagamos si baja de peso


Le pagamos si baja de peso
Marcelo Justo
Marcelo Justo
BBC Mundo

 
La obesidad cuesta un dineral a los sistemas nacionales de salud, a la familia, a las empresas y, ni qué hablar, al mismo obeso, que tiene que luchar con un altísimo riesgo de contraer cáncer, enfermedades cardiacas y diabetes.

Obesos británicos
Unos kilitos menos y mejoran su cuenta bancaria

En el Reino Unido se calcula que, a mediados del presente siglo, la mayoría de la población será obesa, debido a la espantosa dieta que fascina a muchos británicos, que tiene tanta grasa como para requerir una gigantesca liposucción nacional de remedio.

A esta dieta insalubre, se agrega la correspondiente falta de ejercicio, porque a más hamburguesas, pescado frito y papas fritas, menos disposición a hacer algo con el cuerpo.

En medio de esta situación poco alentadora, el gobierno británico acaba de anunciar un plan por el que se le ofrecerá incentivos económicos a los obesos para que pierdan peso.

Menos comida, más dinero

Estos incentivos van a consistir, entre otras cosas, en competencias en los lugares de trabajo con dinero o trofeos de premio para aquéllos que dejen la comida basura y bajen de peso.

Es cierto que hay mucha gente que ni dormida comería ensaladas y frutas para sustituir a las grasas y las frituras.

Mujeres británicas
¿Seríamos todos así si comiéramos menos?

Pero el gobierno está decidido a no dejarse vencer por los malos hábitos de una buena parte de su población y lanzará también una campaña para reducir la obesidad infantil en los próximos 12 años.

El objetivo de esta campaña es devolver la obesidad a los niveles en que se encontraba en el 2000.

En ese año, un 26% de los niños británicos eran considerados obesos.

Sin embargo, los críticos de la propuesta aseguran que no hay ninguna prueba de que estos incentivos vayan a funcionar.

Eso sí, dada la obsesión de este país con el dinero, es bastante posible que las grasas y otros anexos de la obesidad, tengan que batallar para conservar su avasallador dominio de los gustos culinarios británicos.

Será una cuestión de ver quién gana: la adictiva comida basura o el bolsillo.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Pagar a los gordos para que adelgacen

Londres arremete contra la obesidad pagando a gordos para perder peso

LONDRES (AFP) — Preocupado por la creciente obesidad en el Reino Unido, que tendrá unos 13 millones de obesos en 2010, el Gobierno anunció esta semana una estrategia que contempla medidas como pagar a los gordos para que adelgacen e instaurar en las escuelas clases de cocina.

La obesidad se ha convertido "en el principal problema nacional de salud pública" en el Reino Unido, resumió el ministro de Salud, Alan Johnson, al anunciar esta semana un plan para hacer frente al problema de la creciente gordura de los británicos.

Alrededor de una cuarta parte de la población del Reino Unido es actualmente obesa, y el porcentaje de niños obesos aumentó más del 40% entre 1995 y 2004, indicó el gobierno de Gordon Brown, que se comprometió a invertir 372 millones de libras (unos 550 millones de dólares) para combatir la obesidad infantil.

Entre los incentivos examinados en este plan -- que aspira sólo a devolver la obesidad a los niveles en que se encontraba en el 2000 -- figuran también medidas en los lugares de trabajo, como el pago de dinero o trofeos para los que pierdan algunos kilos.

La obesidad cuesta cada vez más dinero al sistema nacional de salud (NHS) y también a las empresas, por lo que el gobierno estima que ofrecer incentivos económicos a los obesos para que pierdan peso puede salir a la larga rentable.

La estrategia del gobierno incluye también una campaña que costará 150 millones de dólares y que tendrá como blanco la llamada comida basura (alimentos excesivamente ricos en grasas y azúcares), al tiempo que tratará de animar a miles de británicos sedentarios a empezar a caminar y utilizar la bicicleta en lugar del coche.

Y es que la tendencia a la obesidad parece abrumadora: según un reciente estudio del Departamento de Salud, uno de cada tres adultos y el 20% de los menores de 15 años serán obesos en 2010 y sufrirán, así, enfermedades relacionadas con el exceso de peso como diabetes, cáncer o ataques cardíacos.

El plan gubernamental para reducir la obesidad infantil en los próximos 12 años contempla un trabajo con los padres y las escuelas, para enseñarles a sustituir las grasas y las frituras por comida más sana.

"El gobierno debe atacar frontalmente la publicidad que anima a los niños a consumir esa comida basura", advirtió Michelle Smyth, miembro de una organización británica en favor de la alimentación sana.

Y aunque la propuesta de pagar para perder peso ha sido criticada por expertos y diputados de la oposición, que no creen que el plan logre su objetivo, las cifras sugieren que, si no se hace algo, a mediados del siglo XXI la mayoría de la población británica será obesa.

Ganar la guerra contra la obesidad no será tarea fácil: la comida basura gana cada vez más terreno en la dieta de los británicos, que son, después de los estadounidenses, los mayores devoradores de comida rápida del mundo.

Un reciente informe reportó que los restaurantes en Gran Bretaña de la cadena estadounidense de comida rápida McDonald's recibieron un total de 88 millones de visitas en 2007, 10 millones más que en el año anterior. Eso significa 320.000 nuevos clientes diarios.

El problema de la gordura es tan inquietante que expertos del Queen's Medical Centre (Nottingham, centroeste de Inglaterra) han incluso sugerido medidas como gravar con un impuesto los alimentos con un alto contenido de grasas, azúcar y sal, porque aseguran que permitiría salvar cada año más de 3.000 vidas en Gran Bretaña, al reducir el número de enfermedades cardiovasculares.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

martes, enero 22, 2008

Niños obesos

Publicado el: 22-Enero-2008

Llamadas de alarma están siendo enviadas desde hace un tiempo por el aumento de la obesidad entre los mexicanos. Y es que los erróneos hábitos alimenticios de la mayoría de nuestras familias están en vías de hacer visibles sus graves efectos. Más o menos hasta la mitad del siglo 20, el mexicano fue un pueblo mal alimentado.

De ahí en más, hasta ahora, sigue estando mal alimentado, pero ahora está, además, obeso. Todavía en los años 40’s de este siglo, un bebé o un niño hasta los seis o siete años tenía que estar obeso para estar “sano” y, sobre todo, para ser un “niño hermoso”. Los parámetros están cambiando, pero el mal está hecho en varias generaciones. Quienes crecieron siendo “niños bonitos (por gorditos) son ahora, en su mayoría, jóvenes o adultos con sobrepeso o, peor, con obesidad.

Los científicos se ocupan ahora en ofrecer a los preocupados padres de familia explicaciones acerca del peligro y los inconvenientes de la obesidad infantil. Les explican que pueden desarrollar enfermedades cardiacas en la edad adulta, y a las veces aun en la infancia o en la adolescencia. Si no se hace nada a este respecto, la esperanza de vida de esos niños podría reducirse entre dos y cinco años, sólo por esa causa. Uno de cada tres niños obesos tiene un exceso de grasa en el hígado, lo que podría llevarlo a la hepatitis, la cirrosis o la insuficiencia hepática, opina un especialista.

Datos del Gobierno de Estados Unidos muestran que aproximadamente la tercera parte de los niños y los adolescentes de ese país -unos 25 millones de personas- tiene sobrepeso o está a punto de padecerlo. “La obesidad afecta a todos los órganos de los sistemas de los niños de una manera mucho más grave que en los adultos, porque los niños se encuentran en fase de crecimiento y desarrollo”, afirma L. Ludwig, investigador especializado. Muchos expertos concuerdan en que las consecuencias de la obesidad en la salud infantil pueden ser devastadoras.

Además de que puede aumentar el peligro de diabetes tipo 2. La diabetes puede causar apnea en los niños, de acuerdo con William Dietz, de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. La apnea del sueño se manifiesta por una interrupción repetida de la respiración durante el sueño, que puede perturbar su calidad y provoca cansancio diurno. “Si no hacemos algo para remediar la actual epidemia de obesidad infantil, muchos de estos niños tendrán mayor riesgo de morir a causa de enfermedades cardiacas y apoplejías en la mediana edad, afirma el Presidente de la Asociación Estadounidense del Corazón y Director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Mississippi en Jackson.

“Buscamos frenar la epidemia antes de que se convierta en nueva epidemia de enfermedades cardiacas”. La Asociación procura garantizar que los niños reciban suficiente educación física y alimentos más nutritivos en las escuelas de Estados Unidos. “Los padres de familia -dijo el director- necesitan ayudar a sus hijos a tomar decisiones sabias con respecto a su salud, para que vivan vidas largas, saludables y productivas”.

El objetivo es correcto. Lo que está mal es la intención, más o menos velada, de dejar la toma de decisiones en manos de los niños. Ya los padres -muchos- son bastante culpables de la situación, pues durante mucho tiempo dejaron que las cosas siguieran su curso a pesar de las primeras llamadas de aviso. El tiempo en que muchísimos niños pasaban las tardes enteras frente al televisor, con un gran surtido de dulces, frituras y refrescos -todo lo necesario para aumentar de peso con gran rapidez-, mientras los padres se dedicaban a sus propios asuntos, está muy cercano todavía, y tengo mis sospechas acerca de que no son pocos los hogares en los que esas cosas no han cambiado.

El daño es demasiado grave, y lo que se hace para corregirlo es casi nada. A estas alturas, con todas las alarmas lanzadas por los médicos, tendría que ser hora de que papá y mamá despertaran a la verdad y empezaran a modificar la vida de sus hijos niños y adolescentes. No se trata de ninguna broma, y quienes así lo creen están perdiendo un tiempo irreemplazable.

PANDEMIA DE OBESIDAD Y DIABETES / ¿Se podría haber prevenido (evitado)?

PANDEMIA DE OBESIDAD Y DIABETES
¿Se podría haber prevenido (evitado)?
 
La desastrosa pandemia que el mundo esta padeciendo de obesidad y diabetes, fue a su debido tiempo pronosticada por eminentes investigadores como H. Trowell y Denis Burkitt, solo que en las instituciones de sanidad y en los centros de enseñanza profesional influenciados por la poderosa industria agroalimentaria, no les hicieron caso. Ahora padecemos las consecuencias, y podemos prevenir desastres mayores, pero, los burócratas que administran las instituciones de salud, parecen más interesados en proteger los mercantilistas intereses de los propietarios de los consorcios farmacéuticos, químicos, y agroalimentarios, que en proteger la salud de millones de engañados seres humanos.
 
Para muestra basta un botón, como el que les muestro a continuación, aunque, existe abundante literatura al respecto.
 
Atentamente,
 
Miguel Leopoldo Alvarado.
 
Obesidad y diabetes
La diabetes mellitus y la obesidad… emergen generalmente juntas casi al mismo tiempo, en cualquier comunidad "prospera", en donde la gente puede consumir más grasa, aceite, azúcar, carne, vino y cerveza, también cereales refinados, tales como pan blanco y arroz blanco. Poco se sabe referente a la fecha en que en la India y China, el arroz comenzó a ser procesado (pulido) produciendo el arroz blanco escaso en fibra… Quizás esto explica porqué la diabetes mellitus emerge como enfermedad común en una fecha temprana en la India y China.
Source: H. Trowell and D. Burkitt, editors, Western Diseases: Their Emergence and Prevention, (Cambridge, Mass: Harvard University Press, 1981), p.24.
 
Obesity and diabetes
"Obesity and diabetes mellitus… usually emerge together about the same time in any community that is becoming affluent, wherein the wealthy are able to consume more fat, oil, sugar, meat, wine and beer, also refined cereals, such as white bread and white rice. Little is known concerning the ancient date when, in India and China, rice began to be (processed) to produce low fiber white rice… Perhaps this explains why diabetes mellitus emerges as a common disease at an early date in India and China"…
Source: H. Trowell and D. Burkitt, editors, Western Diseases: Their Emergence and Prevention, (Cambridge, Mass: Harvard University Press, 1981), p.24.


AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldana
Fundador y presidente.

lunes, enero 21, 2008

¿Qué es el síndrome metabólico?

El síndrome metabólico (SM) –conocido también como síndrome plurimetabólico, síndrome de resistencia a la insulina o síndrome X- es una entidad clínica controvertida que aparece, con amplias variaciones fenotípicas, en personas con una predisposición endógena, determinada genéticamente y condicionada por factores ambientales. Se caracteriza por la presencia de insulinoresistencia e hiperinsulinismo compensador asociados a trastornos del metabolismo hidrocarbonato, cifras elevadas de presión arterial, alteraciones lipídicas (hipertrigliceridemia, descenso del cHDL, presencia de LDL tipo B, aumento de ácidos grasos libres y lipemia postprandial) y obesidad, con un incremento de la morbimortalidad de origen ateroesclerótico, aunque aún no se ha determinado con certeza el riesgo absoluto conferido por el síndrome metabólico en las diferentes poblaciones. (D)

Clínicamente la resistencia a la insulina (RI) se define como la incompetencia de una determinada concentración de insulina para conseguir el control de la glucosa y, aunque es la base fisiopatológica de la diabetes, no unificaría todos los aspectos etiológicos en el SM. Es una anormalidad celular compleja que implica fundamentalmente al tejido adiposo, al hígado y al músculo esquelético. Además de la susceptibilidad genética precisa de la presencia de otros factores ambientales:

  • Obesidad central o abdominal.
  • Sedentarismo.
  • Dieta hipercalórica rica en grasas y carbohidratos.
  • Tabaquismo.

Otros factores relacionados con la RI y el SM son:

  • Hiperuricemia o gota.
  • Hipercoagulabilidad y defectos de la fibrinolisis.
  • Hiperleptinemia o resistencia a la leptina.
  • Y también: homocisteína (papel controvertido en la RI), leucocitosis, elevación de la VSG, PAI-1 elevado, hiperandrogenismo, hígado graso, cálculos biliares, osteoporosis, acantosis nigricans, síndrome del ovario poliquístico.

Múltiples evidencias demuestran la mayor probabilidad de desarrollar diabetes mellitus en los pacientes que presentan un SM (A). También se ha demostrado una mayor asociación con la cardiopatía isquémica y la progresión de la enfermedad cardiovascular.

Puntos clave
Consideramos hipercolesterolemia definida: colesterol total > 250 mg/dl (6.45 mmol/l) y triglicéridos < 200 mg/dl (2.26 mmol/l). En prevención secundaria y en diabéticos hablamos de hipercolesterolemia definida para valores de colesterol > 200 mg/dl (5.17 mmol/l) >>>>
El método de cálculo de riesgo cardiovascular recomendado es la tabla de predicción del riesgo del proyecto SCORE para paises con RCV bajo >>>>
El primer paso en cualquier plan terapéutico es la modificación de su estilo de vida. Puede esperarse una reducción de un 5-10% en la colesterolemia y hasta un 50% para la hipertrigliceridemia con la dieta >>>>
En el tratamiento de las hipercolesterolemias son de elección las Estatinas. Cuando no se alcanzan los objetivos del tratamiento pueden asociarse Resinas y Estatinas >>>>
Los objetivos terapéuticos son diferentes según el riesgo coronario >>>>
Las hiperlipidemias de difícil control (cuando no se alcanza el objetivo terapéutico con dos fármacos a dosis adecuadas) deben derivarse al segundo nivel
Arriba
¿Cómo se diagnostica?

No existe una definición consensuada internacionalmente, y a veces se ha criticado que los criterios diagnósticos utilizados son ambiguos e incompletos, por ello tal vez sea más útil hablar del SM en términos de concepto que como entidad clínica, pues, entre otros aspectos, no existe un tratamiento farmacológico específico para este diagnóstico; sin embargo, desde un punto de vista práctico y eminentemente clínico los parámetros más extendidos para identificar el SM son los propuestos, de manera simplificada, por el NCEP ATP-III (2001), actualizados posteriormente por la American Heart Association (2005):

Obesidad abdominal (perímetro cintura)
    • Hombres: >102 cm.
    • Mujeres: >88 cm.
Triglicéridos
    • Hombres: ≥150 mg/dl
    • Mujeres: ≥150 mg/dl
o tratamiento farmacológico para los TG
cHDL
    • Hombres: <40 mg/dl
    • Mujeres: <50 mg/dl
o tratamiento farmacológico
Presión arterial
    • Hombres: ≥130/ ≥85 mmHg
    • Mujeres: ≥130/ ≥85 mmHg
o tratamiento con fármacos para la HTA
Nivel de glucosa en ayunas
    • Hombres: ≥100 mg/dl
    • Mujeres: ≥100 mg/dl
o tratamiento farmacológico para la hiperglucemia

El diagnóstico se establece cuando están presentes tres o más de los determinantes de riesgo antes mencionados.

Otros organismos internacionales, sin embargo, aun adoptando criterios similares, incorporan modificaciones particulares. La OMS incluye como criterio necesario la diabetes, la tolerancia anormal a la glucosa o la resistencia a la insulina y añade el índice cintura-cadera, la microalbuminuria; el grupo europeo EGIR, sin embargo, varía las cifras de triglicéridos (>180 mg/dl), incluye el perímetro abdominal (>94 en varones y 80 en mujeres) y agrega también la resistencia a la insulina o hiperinsulinemia en ayunas superior al percentil 75. En 2005 la International Diabetes Federation (IDF) propuso una nueva definición en la que, compartiendo la mayoría de los criterios del NCEP-ATP III -de los que se precisan al menos 2 para el diagnóstico-, sin embargo, considera condición indispensable la presencia de obesidad abdominal (con medidas específicas para los distintos grupos étnicos y no para el país de residencia), y que en el caso de Europa el límite que se establece para el perímetro abdominal (como parámetro de la obesidad central) es de 94 cm en varones y 80 cm mujeres.

La prevalencia del SM varía según los criterios utilizados como diagnóstico y la definición de SM utilizada; esta, se incrementa de manera continua con el aumento de edad y la obesidad. La prevalencia en España oscila entre el 19,3% (criterios OMS) y el 15,5% (criterios EGIR). Se considera que en población general puede existir una predisposición a la RI del 40%. El SM afecta al 42% de las mujeres y el 64% de los varones con intolerancia a la glucosa y al 78% de las mujeres y el 84% de los varones con DM2.

¿Qué estudios precisa un paciente con sospecha de síndrome metabólico? (D)

El paciente con SM puede no presentar unos FRCV muy elevados o tener enfermedad cardiovascular establecida, de ahí la importancia de integrar todos los factores que lo determinan. La valoración inicial nos permitirá averiguar la presencia de daño vascular, evaluar el riesgo cardiovascular y establecer los objetivos terapéuticos a seguir, por ello realizaremos una historia clínica completa que detalle:

  • Antecedentes familiares y personales (especialmente los relacionados con la morbi-mortalidad cardiovascular y los factores de riesgo).
  • Hábitos relacionados con su estilo de vida (dieta, actividad física y consumo de tóxicos como el tabaco o el alcohol).
  • Consumo de fármacos.
  • Síntomas relacionados con la arteriosclerosis.

Esta historia clínica la completaremos con una exploración física reglada que recoja:

  • Parámetros antropométricos: perímetro abdominal (proporciona una buena estimación de la grasa intraabdominal).
  • Cifras de presión arterial.
  • Auscultación cardiopulmonar y de carótidas.
  • Palpación de pulsos periféricos.
  • Exploración neurológica (reflejos y sensibilidad)*.
  • Examen de los pies*.
  • Fondo de ojo con dilatación de la pupila*.

Referente a las pruebas complementarias dispondremos de:

  • Hemograma.
  • Bioquímica general: glucemia, creatinina, ácido úrico, transaminasas, TSH (cuando proceda).
  • Perfil lipídico completo (colesterol total, HDL, LDL y triglicéridos).
  • Hemoglobina glicosilada*.
  • Sistemático de orina y microalbuminuria.
  • Electrocardiograma (anualmente en diabéticos e hipertensos con ECG previo patológico; bienalmente en hipertensos con ECG previos normales).
  • Otras destinadas a descartar causas secundarias de HTA, obesidad, hiperciolesterolemia y diabetes.

(*): en pacientes diabéticos

Consideraciones específicas con relación a los distintos componentes del SM:

  • Obesidad: la distribución de la grasa corporal mediante el perímetro abdominal o el índice cintura/cadera predice mejor la acumulación de grasa abdominal que el IMC.
  • Diabetes mellitus: la valoración de la glucemia postprandial, dada la relación que presenta con la morbi-mortalidad cardiovascular, podría ser una exploración a tener en cuenta en los pacientes con sospecha de SM.
¿Qué riesgo cardiovascular tienes estos pacientes?

El riesgo cardiovascular del SM depende de los factores de riesgo presentes en ese individuo y no es mayor que la suma de los componentes que lo determinan, pero por lo general triplica el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular (hasta el 80% de los pacientes que padecen SM mueren por complicaciones cardiovasculares). También se asocia a un incremento global de la mortalidad por cualquier causa.

Para definir la intensidad de la intervención a realizar y los recursos terapéuticos a utilizar para alcanzar los objetivos que se establezcan, se propone el cálculo de riesgo cardiovascular mediante el sistema SCORE para regiones europeas de bajo riesgo (D) (Guía Europea para la Prevención de la Enfermedad Cardiovascular en la Práctica Clínica -criterios NCEP ATP-III para el SM-). Generalmente estos individuos son pacientes de mayor riesgo cardiovascular (B) y van a precisar intervenciones intensivas con medidas no farmacológicas (cambios en el estilo de vida) y farmacológicas. Los factores utilizados para su cálculo son los siguientes: sexo, edad, tabaco, presión arterial sistólica y cifra de colesterol total o ratio colesterol/HDL. Se consideran pacientes de alto riesgo los que obtienen valores superiores al 5%.

Abrir tablas en ventana nueva Conroy RM, Pyörälä K, Fitzgerald AP, Sans S, Menotti A, De Backer G, et al. Estimation of ten years risk of fatal cardiovascular disease in Europe: the SCORE project. Eur Heart H 2003; 24: 987-1003.

El RCV de los pacientes con SM es variable y difícil de calcular al no contemplarse en las tablas algunos factores incluidos en la definición del síndrome (obesidad, hipertrigliceridemia o alteraciones glucémicas); utilizando los criterios del NCEP-ATP III el RCV es algo menor que cuando se utilizan los criterios de la OMS. Según datos del estudio Framingham, el RCV a los 10 años de los varones con SM generalmente está entre el 10-20% y el de las mujeres se situaría por debajo del 10%.

Aquellos pacientes que presenten los siguientes condicionantes serán considerados de alto riesgo y por tanto recibirán intervenciones prioritarias (D):

  • Enfermedad Cardiovascular establecida:
    • Enfermedad coronaria establecida.
    • Formas no coronarias de enfermedad aterosclerótica.
  • Riesgo a los 10 años superior al 5%.
  • Diabetes.

En los pacientes con niveles marcadamente elevados de algún factor de riesgo aislado el riesgo coronario debería ajustarse:

  • Colesterol Total ≥320 mg/dl.
  • LDL Colesterol ≥240 mg/dl.
  • Presión Arterial ≥180/110 mm Hg.

Individuos con intolerancia a la glucosa (ITG) o con glucemias basales alteradas presentan un incremento del RCV (B), siendo mayor para aquellos que presentan ITG

¿Cuáles son los objetivos a conseguir?

De consenso con el paciente se deberían alcanzar estos objetivos:

  • Estilo de vida saludable (incrementar y/o mantener la actividad física, realizar una dieta cardiosaludable y evitar la obesidad y el sobrepeso) (A en prevención secundaria y B en prevención primaria)
  • Supresión del hábito tabáquico.
  • Cifras de presión arterial:
    • Inferiores a 140/90 mmHg en población general. (B)
    • Inferiores a 130/80 mmHg en diabéticos (B) y en prevención secundaria (D)
    • Inferiores a 125/75 mmHg en pacientes con insuficiencia renal y/o proteinuria.
  • Cifras de colesterol y otras fracciones lipídicas:
    • En población general: colesterol total inferior a 200 mg/dl o colesterol LDL inferior a 130 mg/dl. (D)
    • Pacientes con enfermedad cardiovascular establecida o diabéticos: colesterol total inferior a 175 mg/dl o colesterol LDL inferior a 100 mg/dl. (A)
    • Colesterol HDL superior a 40 mg/dl en varones y 50 mg/dl en mujeres, y cifras de triglicéridos inferiores a 150 mg/dl. (C)
  • En pacientes con diabetes los objetivos para HbA1c serán inferiores a ≤ 6,1% (B), glucosa en plasma venoso inferior a 110 mg/dl y autocontroles preprandiales entre 70-90 mg/dl y posprandiales entre 70-135 mg/dl.
¿Cuándo y con qué tratar al paciente con síndrome metabólico?

El tratamiento del SM no es diferente del que realizamos sobre cada uno de sus componentes.

La prevención primaria del SM es la del manejo eficaz, multifactorial e individualizado y enérgico de los distintos factores de riesgo que lo definen, para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. No basta con tratar por separado cada componente del síndrome, es preciso intentar detener su origen: la resistencia a la insulina, por ello, la lucha contra la obesidad es el pilar fundamental. Según las circunstancias del paciente, puede ser más conveniente alcanzar pequeñas mejoras sobre varios FRCV que intervenir enérgicamente sobre un solo factor, sin actuar en los restantes.

Es útil la detección oportunista de factores de riesgo mediante programas preventivos específicos como la dislipemia, hipertensión arterial, obesidad o tabaquismo. El inicio del tratamiento en prevención primaria vendrá determinado por el riesgo cardiovascular global del paciente. La prevención secundaria del SM se centrará en efectuar su diagnóstico y tratamiento precoz, interviniendo sobre los factores de riesgo asociados.

Inicialmente es imprescindible el establecimiento y mantenimiento de un estilo de vida saludable (C) (terapia de primera línea) a través de una dieta apropiada, la práctica de ejercicio físico regular, alcanzar el peso ideal y, obviamente, el abandono del hábito tabáquico; si implantadas estas medidas, resultasen insuficientes para el control de los FRCV, se recurrirá a la intervención farmacológica sobre los mismos, utilizando fármacos que además de ser útiles en su indicación específica no aumenten la resistencia a la insulina:

  • Dieta (A prevención secundaria / B prevención primaria): se recomendará una dieta cardiosaludable y equilibrada como la utilizada para la prevención y tratamiento de la arteriosclerosis, de tipo mediterráneo (basada en el consumo preferente de cereales, vegetales y aceite de oliva, y la ingestión moderada de vino). En nuestro medio, una buena opción, es la dieta mediterránea recomendada por la Sociedad Española de Arteriosclerosis para población general. Debemos identificar posibles fallos nutricionales a través de una encuesta dietética y proponer, personalizadamente, un aporte calórico adecuado a la edad y la actividad física desarrollada, en la siguiente proporción:
    • Hidratos de carbono: 50-60% (10-15% simples) ricos en fibra (30-40 g/día).
    • Grasas: inferiores al 30% (menos del 7% saturadas).
    • Proteínas: 15% (salvo si existe nefropatía que deben reducirse).
    • Consumo de alcohol no superior a 170g/semana en el varón -17 U- o los 100 g/semana en la mujer -10 U- y de sal inferior a 5-6 g/día.
En caso de obesidad central la dieta, además de equilibrada, será hipocalórica y se mantendrá hasta alcanzar el peso ideal; se recomiendan ahorros diarios entre 250-500 calorías sobre las necesidades calóricas diarias, para conseguir reducciones mensuales próximas a los 2 Kg.

Con una dieta apropiada se puede reducir la progresión de intolerancia a la glucosa a diabetes tipo 2 un 5-10%, disminuir la colesterolemia un 5-10% y hasta un 50% la hipertrigliceridemia. (A)

  • Actividad física (B): reduce la RI, los niveles de insulinemia y mejora los FRCV. Se recomendará la práctica de ejercicio físico aeróbico regular en ambientes saludables, de intensidad moderada, adaptado a la edad del individuo -para mantener las pulsaciones entre el 60-85% de su frecuencia cardíaca máxima (220 – edad) -, con una frecuencia de al menos tres días por semana, durante más de 30 minutos. Lo más aconsejable es un programa regular de deambulación.
En pacientes con cardiopatía isquémica se propondrá el ejercicio físico adaptado a su capacidad funcional, tras realizar una prueba de esfuerzo. (A)

  • Hábito tabáquico (A): hay que recoger rutinariamente este hábito en todos los pacientes, pues, aunque no aparece como un criterio de SM, sabemos que es un FRCV muy importante en la aparición y evolución de la ECV. Si este es fumador el objetivo es su abandono completo. En cada visita de seguimiento se reforzará ese mensaje y se ofertará la posibilidad de integrarse en programas de deshabituación tabáquica.
  • Fármacos:
    • Diabetes mellitus:
      • Se comenzará con medidas no farmacológicas modificando los hábitos de vida no saludables. Hay que considerar tanto las hiperglucemias en ayunas como las posprandiales. Un control estricto de la glucemia puede retrasar la aparición de complicaciones microvasculares (estudio UKPDS) (A), aunque no hay evidencias que demuestren reducción de la morbimortalidad cardiovascular.
      • En el diabético se controlarán integral y agresivamente el resto de factores de riesgo. Consideraremos los mismos objetivos terapéuticos que en pacientes que sufrieron un evento cardiovascular. (D)
      • Fármacos:

Fármaco

Sulfonilureas

Glitidinas

Metformina

Inhibidores α-glucosidasas

Tiazolidinadionas

Reducción de la glucemia

Basal
60-70 mg/dl

Posprandial
60-70 mg/dl

Basal
60-80 mg/dl

Posprandial
50-60 mg/dl

Basal
35-40 mg/dl

Descenso de HbA1c

ò 1,5-2%

ò 1,5-2%

ò 1,5-2%

ò 0,5-1%

ò 0,5-1,9%

Cambios en el peso

ñ ñ

ñ

ò

ñ ñ

Modificación de Insulinemia

ñ ñ

ñ

ò

ò

Cambios lipídicos

ò Tg, C T ñHDL, LDL

òTg

ò TG ñ C T ñHDL, LDL

Tg: triglicéridos, C T: colestrol total HDL: colesterol HDL, LDL: colesterol LDL
  • El tratamiento escalonado y progresivo comienza con la monoterapia oral. Ocasionalmente puede precisarse la adicción de varios fármacos con mecanismos de acción complementarios (terapia combinada), y en fases finales combinar fármacos orales con insulina nocturna y, finalmente, insulina a dosis plenas.
  • Si el paciente presenta obesidad el tratamiento farmacológico se iniciará con Metformina, que ha demostrado reducir significativamente el riesgo de infarto de miocardio (A); pueden asociarse otros antidiabéticos orales (tiazolidinadionas) o insulina según el control metabólico. Las Sulfonilureas no constituyen una indicación primaria de terapia única en estos pacientes.
  • En pacientes sin sobrepeso se iniciará con Sulfonilureas o glinidas y recurrir a las asociaciones (incluidos los Inhibidores de las α-glucosidasas) o introducir insulina, según los controles metabólicos alcanzados.
  • Las Glitazonas consiguen reducir la resistencia a la insulina a nivel periférico. Mejoran los perfiles glucémicos y lipídicos del paciente, sin inducir aparentemente hipoglucemias, y reducen ligeramente la presión arterial, por lo que en el SM pueden constituir un grupo muy útil; aunque su efectividad en la DM está bien documentada (B), sin embargo, en el SM precisan más estudios.
  • El uso de Acarbosa ha demostrado disminuir la proporción de pacientes con ITG que evolucionan a diabetes (A), y reducir los eventos cardiovasculares. (B)
  • Las asociaciones farmacológicas más frecuentes son:
  • El tratamiento con insulina, en monoterapia o combinada, de los pacientes diabéticos con SM està indicado cuando no se consiguen los objetivos propuestos con otras alternativas terapéuticas.
  • Dislipemia:
    • Inicialmente el tratamiento insistirá en las modificaciones del estilo de vida, fundamentalmente en los hábitos dietéticos, la actividad física y el control del peso. (A/B)
    • Hipercolesterolemia: los fármacos de elección son las Estatinas que consiguen descensos en las cifras de colesterol LDL y triglicéridos e incrementos del colesterol HDL. En pacientes con DM tipo 2 (prevenciones primaria y secundaria) reducen la morbimortalidad (A). La dosis y el fármaco a utilizar estará en función de la reducción de c-LDL que se quiera conseguir. Una alternativa, en pacientes de elevado RCV, es la coadministración de Ezetimiba (que impide la absorción intestinal de colesterol, favoreciendo la inhibición de la doble vía origen del colesterol) o las resinas. Actualmente también hay alimentos funcionales (lácteos enriquedicos con ácidos grasos n-3, fitosteroles, esteroles vegetales y estanoles) que disminuyen el LDLc.
    • Hipertrigliceridemia: suelen ser secundarias a obesidad, sedentarismo, consumo de alcohol o diabetes; las medidas no farmacológicas resuelven muchos casos. Cuando se precise un fármaco en las hipertrigliceridemias aisladas - triglicéridos superiores a 400 mg/dl- los Fibratos son los medicamentos de elección (D); en caso de dislipemias mixtas habría que dar Estatinas. También son efectivos en el control de las cifras bajas de c-HDL (B). El ATP-III, considera a los niveles elevados de triglicéridos como factor de riesgo independiente, y marca como objetivo secundario los niveles de colesterol no-HDL (colesterol total – colesterol HDL).
    • Dislipemias mixtas: se tratan en función de la elevación del colesterol.
    • Eficacia de los fármacos hipolipemiantes:

Estatinas

LDL reducción

18-55%

HDL aumenta

5-15%

TG disminuye

7-30%

Ezetimiba (coadministrado con estatina)

LDL reducción adicional

21%

HDL aumenta adicional

2-3%

TG disminuye adicional

7-8%

Fibratos

LDL reducción

5-20%

HDL aumenta

10-20%

TG disminuye

20-50%

LDL = lipoproteínas de baja densidad
HDL = lipoproteínas de alta densidad
TG = triglicéridos

Tratamiento farmacológico de las hiperlipidemias

Tipo de hiperlipidemia

Fármaco de elección

Fármaco alternativo

Fármacos en combinación

Aumento cLDL
TG < 200 mg/dl

Estatinas

Ezetimiba* o Resinas

Estatinas + Ezetimiba*
Estatinas + Resinas
Aumento cLDL
TG 200 – 400 mg/dl y/o Disminución cHDL

Estatinas

Fibratos

Fibratos + Resinas **
Estatinas + Fibratos***

Aumento cLDL
TG > 400 mg/dl- y/o Disminución cHDL

Fibratos

Estatinas

Estatinas + Fibratos***
Estatinas + Á G Omega-3

Aumento TG

Fibratos

Á G Omega-3 (Sd. hiperquilomicronemia)

* La coadministración de ezetimibe en hipercolesterolemias consigue reducciones de colesterol LDL adicionales superiores al 20%.
** Asociación permisible si los triglicéridos son menores de 200 mg/dl (2.3 mg/dl) y persiste un cLDL elevado.
*** Los efectos secundarios aumentan, por lo que debe extremarse la vigilancia sobre la toxicidad hepática y muscular. En caso de ser imprescindible debería evitarse el gemfibrozilo, por su mayor riesgo de miopatía, y utilizar estatinas a dosis bajas (posiblemente la que menor riesgo tiene sea
Pravastatina a dosis de 10-20 mg/día).
  • Hipertensión:
    • Cuando sea preciso reducir las cifras de presión arterial para alcanzar los objetivos propuestos (PA <130/85; salvo en diabéticos (B) y pacientes de prevención secundaria: PA <130/80) se recomienda iniciar con medidas no farmacológicas: reducciones de sal (5 g/día) (A). Además se aconsejará mantener el consumo de potasio (90 mmol/día), moderar el consumo de alcohol (D) y café, reducir el peso y practicar ejercicio físico regular. (A)
    • La hipertensión y la proteinuria incrementan el riesgo de mortalidad cardiovascular multiplicándolo por un factor de 5 a 8, por lo que para evitar su progresión es prioritario realizar una intervención enérgica. (B)
    • El perfil metabólico de los distintos fármacos hipotensores es variable y hay que utilizar el más recomendable, así:

Fármaco

Sensibilidad a la insulina

Colesterol total

Triglicéridos

Tiazidas

ò

ñ

ñ

B-bloqueantes

ò

ñ

ñ

Calcioantagonistas

ò

IECA

ñ

ò

ò

ARA II

ñ

ò

ò

Alfa-bloqueantes

ñ

ò

ò

  • Tiazidas: reducen la PA y la morbimortalidad cardiovascular (B). Se desaconsejan cuando la función renal está deteriorada. Salvo a dosis bajas, pueden incrementar la glucosa un 11%, la insulina plasmática un 31% y el colesterol total 15-20 mg/dl.
  • IECA: disminuyen la resistencia a la insulina y reducen los eventos cardiovasculares y la progresión de la nefropatía. Se consideran fármacos de primera elección. (A)
  • ARA II: reducen en diabéticos la microalbuminuria y la progresión a insuficiencia renal crónica en pacientes con nefropatía incipiente. (A)
  • Betabloqueantes: reducen la mortalidad en pacientes con infarto de miocardio (B); en diabéticos pueden interferir en la percepción de las hipoglucemias y empeorar la sensibilidad a la insulina, aunque su utilidad en diabéticos quedó demostrada en el estudio UKPDS.
  • Alfa-bloqueadores: mejoran la sensibilidad a la insulina y los niveles de colesterol HDL, aunque se consideran como fármacos de segunda línea (estudio ALLHAT).
  • En pacientes con SM la presencia de múltiples FRCV hace necesaria, en ocasiones, la combinación de varios fármacos antihipertensivos.
  • Obesidad:
    • Utilizar siempre dietas hipocalóricas y administrar fármacos en obesos con IMC > 30 Kg/m2:
      • Orlistat: reduce la absorción de grasas un 30% y el peso del 5-10% en un año. Además reduce el colesterol total y LDL, la presión arterial y mejora las concentraciones de glucosa e insulina (B). Resulta apropiado para pacientes obesos con SM.
      • Sibutramina: reduce el peso hasta un 10%; mantiene un perfil metabólico adecuado con disminución de la glucosa, colesterol, triglicéridos y ácido úrico.
  • Uso de antiagregantes plaquetarios:
    • Con el uso de antiagregantes se consiguen reducciones significativas de las complicaciones de enfermedad aterosclerosa -sobretodo en prevención secundaria-. Los pacientes diabéticos deberían recibir antiagregación. (B)
    • Las dosis de Ácido acetilsalicílico deben individualizarse, recomendándose entre los 75 y los 325 mg/día.
    • En el caso de que se presente intolerancia o alergia al Ácido acetilsalicílico puede utilizarse Clopidogrel (75 mg/día). (D)
¿Qué seguimiento es el más recomendado?

La periodicidad de los controles se establecerá, de manera individualizada en cada paciente, según los distintos FRCV presentes, su evolución y el nivel de control alcanzado. (D)

Como norma general se realizarán controles cada 1-3 meses para valorar la consecución de objetivos cuando se inicien cambios en el estilo de vida o se introduzca algún fármaco, salvo que el juicio clínico aconseje acortar estos intervalos, según el riesgo del paciente. En las sucesivas visitas se evaluará y reforzará el cumplimiento de las recomendaciones no farmacológicas (dieta, ejercicio, abandono del hábito tabáquico y control de peso), el nivel de cumplimentación de los fármacos prescritos y la posible aparición de efectos secundarios o interacciones medicamentosas entre ellos. (D)

Una vez alcanzados los objetivos de control se recomienda realizar seguimientos semestrales con controles analíticos según el factor de riesgo presente (perfil lipidico en hiperlipémicos y hemoglobinas glicosiladas en diabéticos bien controlados). Anualmente se solicitará un perfil general –incluidos iones en el caso de hipertensos tratados farmacológicamente- y microalbuminuria. En pacientes tratados con estatinas sólo se pedirá la CPK en el caso de que la sintomatología referida por el paciente sugiera patología muscular. (D)

Se deben desarrollar programas específicos de educación sanitaria que proporcionen individualizadamente la información e instrucción necesarias para alcanzar los objetivos propuestos.

¿En qué situaciones derivaremos al nivel secundario? (D)

El cribado de los factores de riesgo cardiovascular, el diagnóstico de SM y el manejo inicial de estos factores corresponde a los médicos de Atención Primaria. Determinadas pruebas complementarias y algunos tratamientos específicos exigen, sin embargo, la derivación al nivel secundario, pero manteniendo un seguimiento compartido entre ambos niveles asistenciales:

  • Endocrinología:
    • Diabetes inestables o de difícil control metabólico.
    • Dislipemias genéticas aterogénicas o dislipemias con control inadecuado (colesterol total > 400 mg/dl, colesterol LDL >260 mg/dl, colesterol HDL <25 mg/dl, triglicéridos superiores a 1000 mg/dl).
  • Nefrología:
    • Insuficiencia renal franca o HTA renovascular.
  • Cardiología:
    • Cardiopatía isquémica.
    • Se debe realizar prueba de esfuerzo en diabéticos con:
      • Sintomatología cardiaca típica o atípica.
      • Anormalidades electrocardiográficas en reposo.
      • Enfermedad oclusiva periférica o carotídea.
      • Presencia de múltiples factores de riesgo cardiovascular.
  • Oftalmología:
    • Valoración del fondo de ojo o por retinopatía establecidas.
  • Cirugía vascular:
    • Arteriopatía periférica sintomática o asintomática si el índice tobillo-brazo es menos de 0.6 ó >1.5
Algoritmo

Bibliografía
  • Aranceta J, Foz M, Gil B, Joverd E., Mantilla T, Millán J, Monereo S y Moreno B. Documento de Consenso: obesidad y riesgo cardiovascular Clin Invest Arterioscl 2003; 15(5): 196-233. [Texto completo]
  • Banegas JR, Ruilope LM. Epidemia de enfermedades metabólicas. Una llamada de atención. Med Clin [Barc] 2003; 120: 99-100. [Medline]
  • Carramiñana F, Gómez JJ, Parra, J. Síndrome metabólico. Tratamiento compartido entre la atención primaria y la especializada. Barcelona: Ed. Médicas; 2002.
  • Chiasson JL, Josse RG, Gomis R, Hanefeld M, Karasik A, Laakso M. Acarbose for prevention of type 2 diabetes mellitus: the STOP-NIDDM randomized trial. Lancet 2002; 359: 2072-2077. [Medline]
  • De Backer G. et al. European guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice. Third Task Force of European and other Societies on Cardiovascular Disease Prevention in Clinical Practice. European Hearth Journal 2003; 24: 1601-1610. [Medline] [Texto completo]
  • Daskalopoulou SS, Atrios VG, Kolovou GD, Anagnostopoulou KK, Mikhailidis DP. Definitions of metabolic síndrome: Where are we now? Curr Vasc Pharmacol 2006; 4:185-97
  • Executive summary of the Third Report of the National Cholesterol Education Program (NCEP). Expert Panel on detection, evaluation and treatment of high blood cholesterol in adults (Adult Treatment Panel III). JAMA 2001; 285: 2486-97. [Medline] [Texto Completo NHLBI]
  • Ford ES, Giles WH, Dietz WH. Prevalence of the metabolic syndrome among US adults: findings from the third National Health and Nutrition Examination Survey. JAMA 2002; 287: 356-9. [Medline]
  • Freeman DJ, Norrie J, Sattar N, Neely RD, Cobbe SM, Ford I, et al. Pravastatin and the development of diabetes mellitus: evidence for a protective treatment effect in the West of Scotland Coronar prevention Study. Circulation 2001; 103: 357-62. [Medline] [Texto completo]
  • Gagnè C, Bays HE, Weiss SR, Mata P, Quinto K, Melino M, et al. Efficacy and safety of ezetimibe added to ongoing statin therapy for treatment of patients with primary hypercholesterolemia. Am J Cardiol 2002; 90: 1084-91. [Medline]
  • Grundy et al. Definition of Metabolic Syndrome. Report of the National Heart, Lung, and Blood Institute/American Heart Association Conference on Scientific Issues Related to Definition. Circulation 2004; 109: 433-438.
  • Grundy SM, Brewer HB Jr, Cleeman JI, Smith SC Jr, Lenfant C. Definition of Metabolic Syndrome. Report of the National Heart, Lung, and Blood Institute/American Heart Association Conference on Scientific Issues Related to Definition. Circulation 2004; 109: 551-556. [Medline] [Texto Completo]
  • Grundy SM, Cleeman JI, Daniela SR, Donato KA, Eckel RH, Franklin BA, et al. Diagnosis and Management of the Metabolic Syndrome. An American Heart Association/National Heart, Lung, and Blood Institute Scientific Statement. Circulation 2005; 112:2735-52
  • Haffner SM, Miettinen H. Insulin resistance implications for type II diabetes mellitus and coronary heart disease. Am J Med 1997; 103: 152-162. [Medline]
  • Isomaa B, Almgren P, Tuomi T, et al. Cardiovascular morbidity and mortality associated with the metabolic syndrome. Diabetes Care 2001; 24: 683-689. [Medline] [Texto completo]
  • Isomaa B, alegren P, Tuomi T, Forsen B, Lahti K, Nissen M, Taskinen MR, Groop L. Cardiovascular morbidity and mortality associated with the metabolic syndrome. Diabetes Care 2001; 24: 683-689. [Medline] [Texto completo]
  • Kahn R, Buse J, Ferrannini E, Stern M. The Metabolic Syndrome: time for a critical appraisal. Diabetes Care 28:2289–2304, 2005
  • Laube H. Tratamiento de la diabetes en el síndrome metabólico. Madrid : EDIMSA; 2001.
  • International Atherosclerosis Society. Harmonized Guidelines on Prevention of Atherioclerotic Cardiovascular Disease; 2003.
  • McNeely W, Banfield P. Orlistat. Drugs 1998; 56: 241-9. [Medline]
  • Thompson PD, Buchner D, Pina IL, Balady GJ, Williams MA, Marcus BH et al. AHA Scientific Statement. Exercise and Physical activity in the prevention and treatment of atherosclerotic cardiovascular disease. Circulation 2003; 107: 3109-3116. [Medline] [Texto completo]
  • Reaven GM. Insulin resistance, hyperinsulinemia, and hypertriglyceridemia in the etiology and clinical course of hypertension. Am J Med 1991; 90 (suppl2A): 7S-12S. [Medline]
  • Serrano Rios M, Ascaso Gimilio JF, Blazquez Fernandez E, Cabezas Cerraro J, Carmena Rodriguez R, Escobar Jimenez F, et al. Resistencia a la insulina y su implicación en múltiples factores de riesgo asociados a diabetes tipo 2. Med Clin [Barc] 2002; 119: 458-63. [Medline]
  • Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO). Consenso SEEDO’2000 para la evaluación del sobrepeso y la obesidad y el establecimiento de criterios de intervención terapéutica. Med Clin (Barc) 2000; 115: 587-97. [Medline] Nutr Obes 2000;3(6): 285-99.
  • Sundstrom J, Vallhagen E, Riserus U, Byberg L, Zethelius B, Beme C, et al. Risk associated with the metabolic syndrome versus the sum of its individual components. Diabetes Care 2006; 29:1673-4
  • The European Group For The Study Of Insulin Resístanse [EGIR]. Frequency of the WHO metabolic syndrome in European cohorts, and an alternative definition of an insulin resistance syndrome. Diabetes Metab 2002; 28: 364-76. [Medline]
  • Tuomilehto J, Lindstrom J, Eriksson JG, Valle TT, Hamalainen H, Ilanne-Parikka P, et al. Prevention of type 2 diabetes mellitus by changes in lifestyle among subjects with impaired glucose tolerance. N Engl J Med 2001; 344: 1343-50. [Medline]
  • Tuomilehto J. Cardiovascular risk: prevention and treatment of the metabolic syndrome. Diabetes Res Clin Pract 2005; 68 Suppl 2.S28-35.
  • UK Prospective Diabetes Study (UKPDS) Group. Intensive blood-glucose control with sulfonylureas or insulin compared with conventional treatment and risk of complications in patients with type 2 diabetes (UKPDS 33) Lancet 1998; 352: 837-853. [Medline]
  • UK Prospective Diabetes Study (UKPDS) Group. Tight blood pressure control and the risk of macrovascular and microvascular complications in type 2 diabetes: UKPDS 38. BMJ 1998; 317: 703-720. [Medline]
  • Villar F, Maiques A, Brotons C et al. Prevenciòn cardiovascular en atenciòn primaria. Aten Primaria 2001;28(supl 2): 13-36.
  • Watkins LL, Sherwood A, Feinglos M, et al. Effects of exercise and weight loss on cardiac risk factors associated with syndrome X. Arch Intern Med 2003; 163: 1889-1895. [Medline]
  • Yusuf S, Gerstein H, Hoogwerf B, and the HOPE Study Investigators. Ramipril and the development of diabetes. JAMA 2001; 286: 1882-5. [Medline]
  • Zimmet P, Alberti KG, Serrano M. Una nueva definición mundial del síndrome metabólico propuesta por la Federación Internacional de Diabetes: fundamento y resultados. Rev Esp Cardiol 2005; 58:1371-76

VIDEOS SOBRE OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD, ENLACES

VIDEO SOBRE OBESIDAD

VIDEOS OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD GLOBAL

Obesidad De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda

Sinónimos{{{sinónimos}}}

La obesidad es un exceso de grasa, determinado por un Índice de masa corporal o IMC aumentado (mayor o igual a 30). Forma parte del Síndrome metabólico. Es un factor de riesgo conocido para enfermedades crónicas como: enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial, ictus y algunas formas de cáncer. La evidencia sugiere que se trata de una enfermedad con origen multifactorial: genético, ambiental, psicológico entre otros. Acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, hipertrofia general del tejido adiposo.

Es una enfermedad crónica originada por muchas causas y con numerosas complicaciones, la obesidad se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el índice de masa corporal en el adulto es mayor de 25 unidades.

La obesidad no distingue color de piel, edad, nivel socioeconómico, sexo o situación geográfica.

Anteriormente se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias en nuestra salud.
Ahora se sabe que la obesidad está fuertemente relacionada como causal de otras enfermedades como lo son los padecimientos cardiovasculares, dermatológicos, gastrointestinales, diabéticos, osteoarticulares, etc.

El primer paso para saber si existe obesidad o no, es conocer el índice de masa corporal (IMC), lo que se obtiene haciendo un cálculo entre la estatura y el peso del individuo.

La obesidad es un exceso de grasa corporal, que por lo general, y no siempre, se ve acompañada por un incremento del peso del cuerpo.

Tabla de contenidos
1 Clasificación
2 Causas
3 Buscando el equilibrio
4 Tratamiento
5 Enlaces externos

Clasificación
Se puede establecer un índice de obesidad, definido como la relación entre peso real y teórico.

Tipos
Obesidad exógena: La obesidad debida a una alimentación excesiva.

Obesidad endógena: La que tiene por causa alteraciones metabólicas.

Dentro de las causas endógenas, se habla de obesidad endocrina cuando está provocada por disfunción de alguna glándula endocrina, como la tiroides.

Obesidad hipotiroidea
Obesidad gonadal

No obstante, los adipocitos están aumentados de tamaño por acción de los ácidos grasos libres que penetran a éstos y, por medio de un proceso de esterificación, se convierten de nuevo en triglicéridos. Éstos antes han sido el resultado de la activación de VLDL circulantes en la absorción de ácidos grasos.

Es una enfermedad en cuya génesis están implicados diferentes factores, muchos de los cuales todavía no se conocen muy bien. Los genes, el ambiente, el sedentarismo, son condicionantes básicos que están implicados en la génesis de la obesidad así como los producidos por medicamentos o por distintas enfermedades.
El Síndrome de Prader-Willi (SPW) sería otra causa, en este caso, una combinación exógena y endógena.

Gráfica comparando los porcentajes de obesidad del total de población en países miembros de la OCDE. Para edades mayores de 15 años y un IMC mayor a 30.

Causas
Las causas de la obesidad son múltiples, e incluyen factores tales como la herencia genética; el comportamiento del sistema nervioso, endocrino y metabólico; y el tipo o estilo de vida que se lleve.
Mayor ingesta de calorías de las que el cuerpo necesita.

Menor actividad física de la que el cuerpo precisa.
Si se ingiere mayor cantidad de energía de la necesaria ésta se acumula en forma de grasa. Si se consume mas energía de la necesaria se utiliza la grasa como energía. Por lo que la obesidad se produce por exceso de energía, como resultado de las alteraciones en el equilibrio de entrada/salida de energía. Como consecuencia se pueden producir diversas complicaciones como lo son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y las enfermedades coronarias.

La herencia tiene un papel importante, tanto que de padres obesos el riesgo de sufrir obesidad para un niño es 10 veces superior a lo normal. En parte es debido a tendencias metabólicas de acumulación de grasa, pero en parte se debe a que los hábitos culturales alimenticios y sedentarios contribuyen a repetir los patrones de obesidad de padre a hijo.
Otra parte de los obesos lo son por enfermedades hormonales o endocrinas, y pueden ser solucionados mediante un correcto diagnóstico y tratamiento especializado.

Buscando el equilibrio
Se sabe que cada 250 gramos de grasa equivalen a 3.500 calorías. Si existe un exceso de grasa se deben calcular las calorías que representan y disminuirlas en la ingesta en un periodo de tiempo adecuado.
Contenido en calorías de diversos alimentos:
Cada gramo

Contenido en calorias
Grasa 9
Alcohol 7
Proteína 4
Carbohidrato 3,75

Y en cuanto a alimentos:

Alimentos
Contenidos en calorías
Ración de carne de vaca 483
Hamburguesa 300
Pan con mantequilla 100
Taza de té con dos cucharaditas de azúcar 67

Tratamiento
Es necesario tratar adecuadamente las enfermedades subyacentes, si existen. A partir de aquí depende de buscar el equilibrio, mediante ajustes en la dieta.

La dieta debe ser adecuada a la actividad necesaria, por ello una dieta muy intensiva en personas muy activas es contraproducente. Debe de tenderse a realizar dietas más suaves y mantenidas.

Una vez alcanzado el peso ideal, lo ideal es mantenerlo con un adecuado programa de ejercicios y alimentación que sobre todo permitan no volver a recuperar la grasa y el peso perdido.

Enlaces externos
Asociación de Información al Obeso
Informacion especifica acerca de la obesidad
Información detallada sobre la Obesidad
Información sobre la Obesidad

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Obesidad"

Categorías: Glosario de términos médicos Enfermedades endocrinas