Visita: Obesidad en Mexico

Obesidad en Estados Unidos

CDC Video Player. Flash Player 9 is required.
CDC Video Player.
Flash Player 9 is required.

domingo, abril 20, 2008

Limitarán publicidad de refrescos en niños

Limitarán publicidad de refrescos en niños

Debido a que México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en consumo de refrescos, la Cámara de Diputados analiza una reforma para limitar y prohibir la publicidad de estos productos en programas dirigidos a niños y jóvenes a fin de reducir la obesidad, desnutrición y diabetes.
:: México consume 300 millones de cajas de refrescos

Redacción / El Economista.com.mx


México.- Ante el "honroso" segundo lugar que ocupa México en el mundo por el mayor consumo de refrescos, la Cámara de Diputados analiza una reforma para limitar y prohibir la publicidad de esos productos en programas para niños y jóvenes.

La razón es que los menores de edad y los jóvenes son los consumidores que están sufriendo más problemas como obesidad, desnutrición y diabetes.

Sólo después de Estados Unidos en el consumo a nivel mundial y con el primer sitio en las bebidas de cola, México cuenta con poco más de 100 millones de habitantes que ingieren en promedio 150 litros de esos productos al año, frente a 80 litros de leche, según estudios de la Secretaría de Salud (SSA).

Ante esa situación, la Cámara de Diputados analiza una reforma a la Ley General de Salud que plantea limitar, regular y dirigir la publicidad de refrescos a la población mayor de 18 años y prohibir que esas bebidas sean anunciadas en programas orientados a niños y adolescentes.

La diputada Guadalupe Flores Salazar, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), presentó la iniciativa que pretende revertir los altos niveles de obesidad, desnutrición y diabetes entre la población infantil mexicana.

"La publicidad televisiva de bebidas no alcohólicas, especialmente refrescos, deberá estar dirigida a una población mayor de 18 años, prohibiendo todos los anuncios de esos productos en programas que ven regularmente grupos de niñas, niños y adolescentes", destaca la iniciativa que se analiza en comisiones.

De acuerdo con el proyecto, en promedio, cada mexicano ingiere 150 litros de bebidas industrializadas al año, es decir se consumen más que el agua.

"Gastamos más dinero en la compra de refresco que en la de tortillas y frijoles, y es en el hogar donde se inicia el consumo de refresco, sustituyendo con esto también la ingesta de agua", alertó a la legisladora.

A su vez, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que las familias con ingresos más bajos destinan 7.3 por ciento de su gasto total a la compra de refrescos y aguas carbonatadas.

"Algunos daños ocasionados por el consumo de refresco son caries, descalcificación, sobrepeso, desnutrición, gastritis, diabetes, alteraciones mentales, entre otras patologías", señaló.

El laboratorio Profeco reportó que las bebidas de cola contienen cafeína, y que tanto las presentaciones con azúcar como las de dieta representan un aporte calórico importante y carecen de valor nutritivo.

Datos otorgados por el Instituto Nacional de Salud Pública, a través del Departamento de Enfermedades Crónicas y Dieta del Centro de Investigación en Nutrición y Salud, revelan que en ocho años aumentó 37 por ciento el consumo de refrescos y disminuyó en una tercera parte la ingesta de frutas y verduras.

Entre 1999 y 2005 la frecuencia del sobrepeso y la obesidad creció 12 por ciento, al pasar de 60 a 70 por ciento, según los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006.
Científicos de diversas universidades han publicado que las mujeres que toman una refresco de lata al día tienen hasta 83 por ciento más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquéllas que lo hacen menos de una vez al mes.

Un refresco de lata, por ejemplo, contiene casi 150 kilocalorías y 50 gramos de azúcar, que a menudo se añaden a la dieta diaria sin reducir la ingesta de calorías. Las bebidas de cola además contienen colorantes capaces de aumentar la resistencia a la insulina, según explican diversos expertos que estudian los efectos del refresco en la salud.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el segundo país de esa agrupación con mayor número de obesos y personas con sobrepeso, sólo superado por Estados Unidos.

México tiene 62.3 por ciento de adultos con sobrepeso y 24.2 por ciento de adultos obesos; como concentración urbana con mayor número de personas obesas o con sobrepeso, la ciudad de México gana el campeonato mundial.

El diputado Francisco Elizondo Garrido, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), afirmó que la obesidad es una de las consecuencias en la salud que puede ser propiciada por el abuso en el consumo del refresco, la nula actividad física de niños y adolescentes y el "bombardeo" publicitario de comida "chatarra".

Destacó que los medios de comunicación tienen un papel fundamental tanto en el consumo de bebidas gaseosas como de agua, porque con el "bombardeo" de publicidad incitan al consumidor a ingerir refrescos y agua de determinadas marcas, a cambio de adquirir determinados imagen y valores.

El secretario de la Comisión de Juventud y Deporte aseveró que la poca actividad física, aunada a la disponibilidad de refrescos en escuelas públicas y anuncios publicitarios en televisión y a la multiplicación de tiendas de comida rápida han provocado altos índices de obesidad en niños y adolescentes.

A su vez, el secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos, ha comentado la necesidad de que las empresas refresqueras moderen su publicidad e informen a los consumidores los daños que bebidas de ese tipo pueden causar a la salud.

Según Córdova Villalobos, el consumo de refrescos en México aumentó 60 por ciento en la última década, en tanto el de frutas y verduras se redujo 30 por ciento, situación que ha incidido en el aumento de casos de obesidad y en los indicadores de males como diabetes.

En el mismo sentido, el diputado federal Tomás Gloria Requena, del PRI, urgió adoptar medidas para reducir el consumo de bebidas y alimentos "chatarra" que ha derivado en el incremento de problemas como sobrepeso y obesidad entre la población infantil y juvenil.

En entrevista, comentó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2006 la obesidad en niños que cursan la primaria se elevó 33 por ciento en los últimos siete años.

En la actualidad, 26 por ciento de los infantes entre cinco y 11 años padece esa problemática, agregó el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ante ello, propuso que se expida una Norma Oficial Mexicana para obligar a los fabricantes de botanas y refrescos que incluyan en la etiqueta de sus productos la leyenda: "El consumo en exceso de este producto puede causar obesidad y por consiguiente daños a la salud".

Con información de Notimex.
Debido a que México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en consumo de refrescos, la Cámara de Diputados analiza una reforma para limitar y prohibir la publicidad de estos productos en programas dirigidos a niños y jóvenes a fin de reducir la obesidad, desnutrición y diabetes.
:: México consume 300 millones de cajas de refrescos

Redacción / El Economista.com.mx


México.- Ante el "honroso" segundo lugar que ocupa México en el mundo por el mayor consumo de refrescos, la Cámara de Diputados analiza una reforma para limitar y prohibir la publicidad de esos productos en programas para niños y jóvenes.

La razón es que los menores de edad y los jóvenes son los consumidores que están sufriendo más problemas como obesidad, desnutrición y diabetes.

Sólo después de Estados Unidos en el consumo a nivel mundial y con el primer sitio en las bebidas de cola, México cuenta con poco más de 100 millones de habitantes que ingieren en promedio 150 litros de esos productos al año, frente a 80 litros de leche, según estudios de la Secretaría de Salud (SSA).

Ante esa situación, la Cámara de Diputados analiza una reforma a la Ley General de Salud que plantea limitar, regular y dirigir la publicidad de refrescos a la población mayor de 18 años y prohibir que esas bebidas sean anunciadas en programas orientados a niños y adolescentes.

La diputada Guadalupe Flores Salazar, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), presentó la iniciativa que pretende revertir los altos niveles de obesidad, desnutrición y diabetes entre la población infantil mexicana.

"La publicidad televisiva de bebidas no alcohólicas, especialmente refrescos, deberá estar dirigida a una población mayor de 18 años, prohibiendo todos los anuncios de esos productos en programas que ven regularmente grupos de niñas, niños y adolescentes", destaca la iniciativa que se analiza en comisiones.

De acuerdo con el proyecto, en promedio, cada mexicano ingiere 150 litros de bebidas industrializadas al año, es decir se consumen más que el agua.

"Gastamos más dinero en la compra de refresco que en la de tortillas y frijoles, y es en el hogar donde se inicia el consumo de refresco, sustituyendo con esto también la ingesta de agua", alertó a la legisladora.

A su vez, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que las familias con ingresos más bajos destinan 7.3 por ciento de su gasto total a la compra de refrescos y aguas carbonatadas.

"Algunos daños ocasionados por el consumo de refresco son caries, descalcificación, sobrepeso, desnutrición, gastritis, diabetes, alteraciones mentales, entre otras patologías", señaló.

El laboratorio Profeco reportó que las bebidas de cola contienen cafeína, y que tanto las presentaciones con azúcar como las de dieta representan un aporte calórico importante y carecen de valor nutritivo.

Datos otorgados por el Instituto Nacional de Salud Pública, a través del Departamento de Enfermedades Crónicas y Dieta del Centro de Investigación en Nutrición y Salud, revelan que en ocho años aumentó 37 por ciento el consumo de refrescos y disminuyó en una tercera parte la ingesta de frutas y verduras.

Entre 1999 y 2005 la frecuencia del sobrepeso y la obesidad creció 12 por ciento, al pasar de 60 a 70 por ciento, según los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006.
Científicos de diversas universidades han publicado que las mujeres que toman una refresco de lata al día tienen hasta 83 por ciento más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquéllas que lo hacen menos de una vez al mes.

Un refresco de lata, por ejemplo, contiene casi 150 kilocalorías y 50 gramos de azúcar, que a menudo se añaden a la dieta diaria sin reducir la ingesta de calorías. Las bebidas de cola además contienen colorantes capaces de aumentar la resistencia a la insulina, según explican diversos expertos que estudian los efectos del refresco en la salud.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el segundo país de esa agrupación con mayor número de obesos y personas con sobrepeso, sólo superado por Estados Unidos.

México tiene 62.3 por ciento de adultos con sobrepeso y 24.2 por ciento de adultos obesos; como concentración urbana con mayor número de personas obesas o con sobrepeso, la ciudad de México gana el campeonato mundial.

El diputado Francisco Elizondo Garrido, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), afirmó que la obesidad es una de las consecuencias en la salud que puede ser propiciada por el abuso en el consumo del refresco, la nula actividad física de niños y adolescentes y el "bombardeo" publicitario de comida "chatarra".

Destacó que los medios de comunicación tienen un papel fundamental tanto en el consumo de bebidas gaseosas como de agua, porque con el "bombardeo" de publicidad incitan al consumidor a ingerir refrescos y agua de determinadas marcas, a cambio de adquirir determinados imagen y valores.

El secretario de la Comisión de Juventud y Deporte aseveró que la poca actividad física, aunada a la disponibilidad de refrescos en escuelas públicas y anuncios publicitarios en televisión y a la multiplicación de tiendas de comida rápida han provocado altos índices de obesidad en niños y adolescentes.

A su vez, el secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos, ha comentado la necesidad de que las empresas refresqueras moderen su publicidad e informen a los consumidores los daños que bebidas de ese tipo pueden causar a la salud.

Según Córdova Villalobos, el consumo de refrescos en México aumentó 60 por ciento en la última década, en tanto el de frutas y verduras se redujo 30 por ciento, situación que ha incidido en el aumento de casos de obesidad y en los indicadores de males como diabetes.

En el mismo sentido, el diputado federal Tomás Gloria Requena, del PRI, urgió adoptar medidas para reducir el consumo de bebidas y alimentos "chatarra" que ha derivado en el incremento de problemas como sobrepeso y obesidad entre la población infantil y juvenil.

En entrevista, comentó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2006 la obesidad en niños que cursan la primaria se elevó 33 por ciento en los últimos siete años.

En la actualidad, 26 por ciento de los infantes entre cinco y 11 años padece esa problemática, agregó el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ante ello, propuso que se expida una Norma Oficial Mexicana para obligar a los fabricantes de botanas y refrescos que incluyan en la etiqueta de sus productos la leyenda: "El consumo en exceso de este producto puede causar obesidad y por consiguiente daños a la salud".

Con información de Notimex.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

No hay comentarios.:

VIDEOS SOBRE OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD, ENLACES

VIDEO SOBRE OBESIDAD

VIDEOS OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD GLOBAL

Obesidad De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda

Sinónimos{{{sinónimos}}}

La obesidad es un exceso de grasa, determinado por un Índice de masa corporal o IMC aumentado (mayor o igual a 30). Forma parte del Síndrome metabólico. Es un factor de riesgo conocido para enfermedades crónicas como: enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial, ictus y algunas formas de cáncer. La evidencia sugiere que se trata de una enfermedad con origen multifactorial: genético, ambiental, psicológico entre otros. Acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, hipertrofia general del tejido adiposo.

Es una enfermedad crónica originada por muchas causas y con numerosas complicaciones, la obesidad se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el índice de masa corporal en el adulto es mayor de 25 unidades.

La obesidad no distingue color de piel, edad, nivel socioeconómico, sexo o situación geográfica.

Anteriormente se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias en nuestra salud.
Ahora se sabe que la obesidad está fuertemente relacionada como causal de otras enfermedades como lo son los padecimientos cardiovasculares, dermatológicos, gastrointestinales, diabéticos, osteoarticulares, etc.

El primer paso para saber si existe obesidad o no, es conocer el índice de masa corporal (IMC), lo que se obtiene haciendo un cálculo entre la estatura y el peso del individuo.

La obesidad es un exceso de grasa corporal, que por lo general, y no siempre, se ve acompañada por un incremento del peso del cuerpo.

Tabla de contenidos
1 Clasificación
2 Causas
3 Buscando el equilibrio
4 Tratamiento
5 Enlaces externos

Clasificación
Se puede establecer un índice de obesidad, definido como la relación entre peso real y teórico.

Tipos
Obesidad exógena: La obesidad debida a una alimentación excesiva.

Obesidad endógena: La que tiene por causa alteraciones metabólicas.

Dentro de las causas endógenas, se habla de obesidad endocrina cuando está provocada por disfunción de alguna glándula endocrina, como la tiroides.

Obesidad hipotiroidea
Obesidad gonadal

No obstante, los adipocitos están aumentados de tamaño por acción de los ácidos grasos libres que penetran a éstos y, por medio de un proceso de esterificación, se convierten de nuevo en triglicéridos. Éstos antes han sido el resultado de la activación de VLDL circulantes en la absorción de ácidos grasos.

Es una enfermedad en cuya génesis están implicados diferentes factores, muchos de los cuales todavía no se conocen muy bien. Los genes, el ambiente, el sedentarismo, son condicionantes básicos que están implicados en la génesis de la obesidad así como los producidos por medicamentos o por distintas enfermedades.
El Síndrome de Prader-Willi (SPW) sería otra causa, en este caso, una combinación exógena y endógena.

Gráfica comparando los porcentajes de obesidad del total de población en países miembros de la OCDE. Para edades mayores de 15 años y un IMC mayor a 30.

Causas
Las causas de la obesidad son múltiples, e incluyen factores tales como la herencia genética; el comportamiento del sistema nervioso, endocrino y metabólico; y el tipo o estilo de vida que se lleve.
Mayor ingesta de calorías de las que el cuerpo necesita.

Menor actividad física de la que el cuerpo precisa.
Si se ingiere mayor cantidad de energía de la necesaria ésta se acumula en forma de grasa. Si se consume mas energía de la necesaria se utiliza la grasa como energía. Por lo que la obesidad se produce por exceso de energía, como resultado de las alteraciones en el equilibrio de entrada/salida de energía. Como consecuencia se pueden producir diversas complicaciones como lo son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y las enfermedades coronarias.

La herencia tiene un papel importante, tanto que de padres obesos el riesgo de sufrir obesidad para un niño es 10 veces superior a lo normal. En parte es debido a tendencias metabólicas de acumulación de grasa, pero en parte se debe a que los hábitos culturales alimenticios y sedentarios contribuyen a repetir los patrones de obesidad de padre a hijo.
Otra parte de los obesos lo son por enfermedades hormonales o endocrinas, y pueden ser solucionados mediante un correcto diagnóstico y tratamiento especializado.

Buscando el equilibrio
Se sabe que cada 250 gramos de grasa equivalen a 3.500 calorías. Si existe un exceso de grasa se deben calcular las calorías que representan y disminuirlas en la ingesta en un periodo de tiempo adecuado.
Contenido en calorías de diversos alimentos:
Cada gramo

Contenido en calorias
Grasa 9
Alcohol 7
Proteína 4
Carbohidrato 3,75

Y en cuanto a alimentos:

Alimentos
Contenidos en calorías
Ración de carne de vaca 483
Hamburguesa 300
Pan con mantequilla 100
Taza de té con dos cucharaditas de azúcar 67

Tratamiento
Es necesario tratar adecuadamente las enfermedades subyacentes, si existen. A partir de aquí depende de buscar el equilibrio, mediante ajustes en la dieta.

La dieta debe ser adecuada a la actividad necesaria, por ello una dieta muy intensiva en personas muy activas es contraproducente. Debe de tenderse a realizar dietas más suaves y mantenidas.

Una vez alcanzado el peso ideal, lo ideal es mantenerlo con un adecuado programa de ejercicios y alimentación que sobre todo permitan no volver a recuperar la grasa y el peso perdido.

Enlaces externos
Asociación de Información al Obeso
Informacion especifica acerca de la obesidad
Información detallada sobre la Obesidad
Información sobre la Obesidad

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Obesidad"

Categorías: Glosario de términos médicos Enfermedades endocrinas