Visita: Obesidad en Mexico

Obesidad en Estados Unidos

CDC Video Player. Flash Player 9 is required.
CDC Video Player.
Flash Player 9 is required.

domingo, febrero 26, 2006

Datos acerca de la obesidad

Breve Descripción de la Obesidad VER FUENTE ORIGINAL

En Estados Unidos, el sobrepeso y la obesidad en conjunto representan la segunda causa de muerte que se puede prevenir. La obesidad es una enfermedad seria y crónica que puede perjudicar la salud de una persona. El sobrepeso y la obesidad no son lo mismo, sino que representan puntos diferentes en una gama de peso que se extiende desde un peso inferior al normal hasta la obesidad. El porcentaje de personas en esas dos categorías, sobrepeso y obesidad, se determina mediante el Índice de Masa Corporal (BMI, por su sigla en inglés).
El Jefe del Servicio de Sanidad de Estados Unidos (US Surgeon General) ha declarado que el sobrepeso y la obesidad han alcanzado proporciones epidémicas en ese país. El quince por ciento de los niños entre seis y 19 años de edad tienen sobrepeso. Los funcionarios de salud pública afirman que la falta de actividad física y una dieta no equilibrada están alcanzando los niveles del tabaco como amenaza significativa a la salud. En la actualidad, se considera que aproximadamente el 33 por ciento de las mujeres y el 28 por ciento de los hombres tienen un exceso de peso grave. La obesidad es una enfermedad seria y crónica que puede perjudicar la salud de una persona.
El índice de Masa Corporal es una medida de peso en proporción a la estatura. Este índice se considera una medida útil de la cantidad de grasa corporal. A veces, las personas muy musculosas tienen un BMI que se encuentra en el nivel del sobrepeso. Sin embargo, no se las considera con exceso de peso porque el tejido muscular pesa más que el tejido adiposo. En general, el BMI se considera una manera eficaz para determinar si una persona tiene exceso de peso u es obesa.
Según el Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI), un BMI de 18,5 a 24,9 se considera normal mientras que uno superior a 25 se considera sobrepeso. Una persona es obesa si su BMI es superior a 30 y excesivamente obesa si es superior a 40. En general, después de los 50 años, el peso de los hombres se estabiliza e incluso baja un poco entre los 60 y 74 años. Sin embargo, el peso de las mujeres sigue aumentando hasta los 60 años y luego comienza a disminuir.
Otra manera de medir de obesidad es la relación cintura-cadera (waist-to-hip ratio, WHR en inglés). Esta es una herramienta de medida que registra la proporción de grasa almacenada en la cintura, las caderas y los glúteos. El perímetro de la cintura indica el nivel de grasa abdominal. Un perímetro abdominal superior a 100 cm (40 pulgadas) en los hombres o a 90 cm (35 pulgadas) en las mujeres aumenta el riesgo de enfermedades de corazón entre otras.
Consulte con su médico sus dudas sobre el peso corporal saludable.

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

La obesidad es una enfermedad desconcertante en muchos aspectos. No se comprende bien la forma en que el organismo regula el peso y la grasa corporal. Por un lado, la causa parece simple: si una persona ingiere más calorías de las que usa, aumentará de peso.
No obstante, los factores de riesgo que determinan la obesidad pueden ser una compleja combinación de factores genéticos, socioeconómicos, metabólicos y de estilo de vida entre otros. Algunos trastornos endocrinos, enfermedades y medicamentos también pueden ejercer una influencia considerable en el peso de una persona.
Algunos de los factores que influyen en la incidencia de la obesidad se incluyen en la siguiente lista:
  • genéticos - los estudios han demostrado que se puede heredar la predisposición a la obesidad. Las posibilidades de tener exceso de peso aumentan un 25 por ciento si uno o ambos progenitores son obesos. El lugar donde se acumula el peso –las caderas o en la zona media del cuerpo– también depende en gran parte de factores hereditarios.
  • factores metabólicos - el cuerpo de cada persona usa energía de un modo único e individual. Tantos los factores metabólicos como los hormonales no son iguales para todas las personas, pero éstos juegan un papel en el aumento de peso. Estudios recientes muestran que los niveles de grelina, una hormona péptida que regula el apetito, y otros péptidos del estómago, participan tanto a la hora de producir sensaciones de hambre así como de saciedad.
  • factores socioeconómicos - hay una fuerte relación entre el nivel económico y la obesidad, especialmente entre las mujeres. Las mujeres con un nivel socioeconómico bajo tienen seis veces más probabilidades de ser obesas que las de un nivel socioeconómico superior. La incidencia de la obesidad es también más elevada entre las minorías, especialmente entre las mujeres. El 77 por ciento de las mujeres afroamericanas a partir de 20 años tiene exceso de peso.
  • estilo de vida - los excesos en las comidas, junto con un estilo de vida sedentario, contribuyen a la obesidad. Estos estilos de vida se pueden modificar con cambios en la conducta.
Una dieta con un alto porcentaje de calorías provenientes de alimentos con azúcar, refinados y con alto contenido de grasa favorece el aumento de peso. Asimismo, como cada vez un número mayor de familias estadounidenses no tiene tiempo para sentarse a comer, a menudo escogen alimentos y bebidas con alto contenido calórico.
La falta de ejercicio regular contribuye a la obesidad en los adultos y hace más difícil mantener las pérdidas de peso. En los niños, la falta de actividad de diversiones tales como mirar la televisión o sentarse frente a una computadora, contribuyen a la obesidad.

Efectos de la obesidad en la salud:

La obesidad tiene un efecto negativo serio en la salud. Cada año, las patologías relacionadas con la obesidad cuestan más de 100 mil millones de dólares y provocan aproximadamente unas 300.000 muertes prematuras en Estados Unidos. A continuación se presentan algunas de las consecuencias de la obesidad en la salud:
  • presión arterial elevada - al existir una mayor cantidad de tejido adiposo en el cuerpo que necesita oxígeno y nutrientes, los vasos sanguíneos tienen que hacer circular más sangre a dicho tejido adiposo. Esto aumenta el esfuerzo del corazón, ya que éste tiene que bombear más sangre a través de vasos sanguíneos adicionales. Una mayor cantidad de sangre en circulación también implica mayor presión en las paredes arteriales. Una mayor presión en las paredes arteriales aumenta la presión arterial. Además, el peso adicional puede elevar el número de palpitaciones y reducir la capacidad del cuerpo de transportar sangre a través de los vasos sanguíneos.
  • diabetes - la obesidad es la principal causa de diabetes tipo 2. Este tipo de diabetes comienza en la edad adulta. La obesidad puede causar resistencia a la insulina, la hormona que regula el azúcar en la sangre. Cuando la obesidad causa resistencia a la insulina, se produce un aumento del azúcar en la sangre. Incluso la obesidad moderada aumenta drásticamente el riesgo de diabetes.
  • cardiopatía - la ateroesclerosis (el endurecimiento de las arterias) tiene una frecuencia 10 veces mayor en las personas obesas en comparación con las que no lo son. La arteriopatía coronaria también aparece con mayor frecuencia debido a que los depósitos de grasa se acumulan en las arterias que llevan sangre al corazón. La estenosis (estrechamiento) de las arterias y la reducción del flujo sanguíneo al corazón pueden provocar dolor en el pecho (angina) o un ataque al corazón. Además se pueden formar coágulos de sangre en las arterias con estrechamientos y provocar un accidente cerebrovascular.
  • problemas en las articulaciones, incluida la osteoartritis - la obesidad puede afectar a rodillas y caderas debido a que el peso adicional somete a las articulaciones a un mayor esfuerzo. Las operaciones de trasplante de las articulaciones, si bien se realiza habitualmente en las articulaciones dañadas, no siempre es una opción recomendable para personas obesas porque las articulaciones artificiales corren un mayor riesgo de aflojarse y de provocar más daños.
  • apnea del sueño y problemas respiratorios - la apnea del sueño, que provoca paros de la respiración durante breves períodos, interrumpe el sueño durante la noche y provoca somnolencia durante el día. Además induce fuertes ronquidos. Los problemas respiratorios asociados con la obesidad se producen cuando el exceso de peso en la pared del tórax oprime los pulmones y provoca restricciones en la respiración. La apnea del sueño además se asocia con presión arterial elevada.
  • cáncer - en las mujeres, el exceso de peso contribuye a un aumento del riesgo de contracción de varios cánceres, incluidos el del seno, el colon, la vesícula biliar y el útero. Los hombres con sobrepeso corren un mayor riesgo de contraer cáncer de colon y próstata.
  • síndrome metabólico - el Programa Nacional para la Educación sobre el Colesterol (National Cholesterol Education Program) ha identificado el síndrome metabólico como factor de riesgo complejo para la cardiopatía vascular. El síndrome metabólico consta de seis elementos principales: la obesidad abdominal, el aumento del nivel de colesterol en la sangre, la presión arterial alta, la resistencia a la insulina con o sin intolerancia a la glucosa, el aumento de ciertos elementos de la sangre que indican inflamación y el aumento de ciertos factores de coagulación en la sangre. En los Estados Unidos, aproximadamente un tercio de las personas con exceso de peso u obesas padecen síndrome metabólico.
  • efectos psicosociales - en una cultura donde a menudo el ideal de atractivo físico es ser demasiado delgado, las personas con sobrepeso u obesas tienen desventajas. A menudo se culpa a dichas personas por su estado e incluso se las considera perezosas o con poca fuerza de voluntad. Es frecuente que una persona con sobrepeso u obesa tenga ingresos más bajos y menos relaciones románticas. El rechazo que sufren las personas con sobrepeso puede resultar en prejuicio, discriminación e incluso tormento.


Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
www.nutriologiaortomolecular.org


Do You Yahoo!? La mejor conexión a Internet y 2GB extra a tu correo por $100 al mes. http://net.yahoo.com.mx

No hay comentarios.:

VIDEOS SOBRE OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD, ENLACES

VIDEO SOBRE OBESIDAD

VIDEOS OBESIDAD

Loading...

OBESIDAD GLOBAL

Obesidad De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda

Sinónimos{{{sinónimos}}}

La obesidad es un exceso de grasa, determinado por un Índice de masa corporal o IMC aumentado (mayor o igual a 30). Forma parte del Síndrome metabólico. Es un factor de riesgo conocido para enfermedades crónicas como: enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial, ictus y algunas formas de cáncer. La evidencia sugiere que se trata de una enfermedad con origen multifactorial: genético, ambiental, psicológico entre otros. Acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, hipertrofia general del tejido adiposo.

Es una enfermedad crónica originada por muchas causas y con numerosas complicaciones, la obesidad se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el índice de masa corporal en el adulto es mayor de 25 unidades.

La obesidad no distingue color de piel, edad, nivel socioeconómico, sexo o situación geográfica.

Anteriormente se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias en nuestra salud.
Ahora se sabe que la obesidad está fuertemente relacionada como causal de otras enfermedades como lo son los padecimientos cardiovasculares, dermatológicos, gastrointestinales, diabéticos, osteoarticulares, etc.

El primer paso para saber si existe obesidad o no, es conocer el índice de masa corporal (IMC), lo que se obtiene haciendo un cálculo entre la estatura y el peso del individuo.

La obesidad es un exceso de grasa corporal, que por lo general, y no siempre, se ve acompañada por un incremento del peso del cuerpo.

Tabla de contenidos
1 Clasificación
2 Causas
3 Buscando el equilibrio
4 Tratamiento
5 Enlaces externos

Clasificación
Se puede establecer un índice de obesidad, definido como la relación entre peso real y teórico.

Tipos
Obesidad exógena: La obesidad debida a una alimentación excesiva.

Obesidad endógena: La que tiene por causa alteraciones metabólicas.

Dentro de las causas endógenas, se habla de obesidad endocrina cuando está provocada por disfunción de alguna glándula endocrina, como la tiroides.

Obesidad hipotiroidea
Obesidad gonadal

No obstante, los adipocitos están aumentados de tamaño por acción de los ácidos grasos libres que penetran a éstos y, por medio de un proceso de esterificación, se convierten de nuevo en triglicéridos. Éstos antes han sido el resultado de la activación de VLDL circulantes en la absorción de ácidos grasos.

Es una enfermedad en cuya génesis están implicados diferentes factores, muchos de los cuales todavía no se conocen muy bien. Los genes, el ambiente, el sedentarismo, son condicionantes básicos que están implicados en la génesis de la obesidad así como los producidos por medicamentos o por distintas enfermedades.
El Síndrome de Prader-Willi (SPW) sería otra causa, en este caso, una combinación exógena y endógena.

Gráfica comparando los porcentajes de obesidad del total de población en países miembros de la OCDE. Para edades mayores de 15 años y un IMC mayor a 30.

Causas
Las causas de la obesidad son múltiples, e incluyen factores tales como la herencia genética; el comportamiento del sistema nervioso, endocrino y metabólico; y el tipo o estilo de vida que se lleve.
Mayor ingesta de calorías de las que el cuerpo necesita.

Menor actividad física de la que el cuerpo precisa.
Si se ingiere mayor cantidad de energía de la necesaria ésta se acumula en forma de grasa. Si se consume mas energía de la necesaria se utiliza la grasa como energía. Por lo que la obesidad se produce por exceso de energía, como resultado de las alteraciones en el equilibrio de entrada/salida de energía. Como consecuencia se pueden producir diversas complicaciones como lo son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y las enfermedades coronarias.

La herencia tiene un papel importante, tanto que de padres obesos el riesgo de sufrir obesidad para un niño es 10 veces superior a lo normal. En parte es debido a tendencias metabólicas de acumulación de grasa, pero en parte se debe a que los hábitos culturales alimenticios y sedentarios contribuyen a repetir los patrones de obesidad de padre a hijo.
Otra parte de los obesos lo son por enfermedades hormonales o endocrinas, y pueden ser solucionados mediante un correcto diagnóstico y tratamiento especializado.

Buscando el equilibrio
Se sabe que cada 250 gramos de grasa equivalen a 3.500 calorías. Si existe un exceso de grasa se deben calcular las calorías que representan y disminuirlas en la ingesta en un periodo de tiempo adecuado.
Contenido en calorías de diversos alimentos:
Cada gramo

Contenido en calorias
Grasa 9
Alcohol 7
Proteína 4
Carbohidrato 3,75

Y en cuanto a alimentos:

Alimentos
Contenidos en calorías
Ración de carne de vaca 483
Hamburguesa 300
Pan con mantequilla 100
Taza de té con dos cucharaditas de azúcar 67

Tratamiento
Es necesario tratar adecuadamente las enfermedades subyacentes, si existen. A partir de aquí depende de buscar el equilibrio, mediante ajustes en la dieta.

La dieta debe ser adecuada a la actividad necesaria, por ello una dieta muy intensiva en personas muy activas es contraproducente. Debe de tenderse a realizar dietas más suaves y mantenidas.

Una vez alcanzado el peso ideal, lo ideal es mantenerlo con un adecuado programa de ejercicios y alimentación que sobre todo permitan no volver a recuperar la grasa y el peso perdido.

Enlaces externos
Asociación de Información al Obeso
Informacion especifica acerca de la obesidad
Información detallada sobre la Obesidad
Información sobre la Obesidad

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Obesidad"

Categorías: Glosario de términos médicos Enfermedades endocrinas